Desinfección de Colchones

eliminar acaros de colchonesPROBLEMAS FRECUENTES EN COLCHONES

1. Contaminación biológica: falta de desinfección en colchones, que pueden estar poblados por microorganismos de todo tipo de difícil erradicación. Debido a esto, los clientes de un hotel se exponen cada día a posibles infecciones y contagios provocados por hongos, virus y bacterias, en especial en el caso de los niños.
2. Contaminación química: olores y compuestos derivados de los ocupantes previos, de la combustión del tabaco, etc. que quedan impregnados en los materiales de colchones y almohadas. Entre las consecuencias más comunes de la contaminación química se encuentra el molesto olor que se puede percibir en almohadas y colchones tras un uso exhaustivo por parte de numerosas personas.
3. Esto, en la mayoría de los casos, implica quejas y reclamaciones por parte de los clientes y una solicitud de cambio de habitación, con la consecuente pérdida de buena imagen y reputación del hotel.
4. Chinches de cama (Cimex lectularius): su presencia en una habitación de hotel puede representar una auténtica ruina, ya que son difíciles de erradicar, se trasladan con facilidad de una habitación a otra y pueden constituirse en una plaga que obligue al hotel incluso al cierre temporal; sin contar con los graves perjuicios de imagen que semejante situación puede originar y que son difícilmente reversibles.

SOLUCIONES CON OZONO
  1. Desinfección completa del colchón, tanto del interior, que puede constituir un reservorio de gérmenes, como del exterior, quedando listo para el nuevo ocupante sin que suponga riesgo alguno para su salud.
  2. Minimiza los riesgos de contagio de la gripe, incluida la gripe A (H1N1): la forma de transmisión entre seres humanos de cualquier tipo de gripe, tanto la estacional como la gripe A, se produce por vía aérea, y principalmente cuando una persona con gripe tose o estornuda. Algunas veces, las personas pueden contagiarse al tocar algo que tiene el virus de la gripe y luego llevarse las manos a la boca o la nariz, o al apoyar la cara sobre el colchón o almohada usados previamente por un portador del virus.
  3. Eliminación de olores que permanecen impregnados en el material del colchón, por lo que de otra manera su eliminación resulta prácticamente imposible. Estos olores son, por regla general, el indicio más patente que un huésped tiene del uso de ese mismo colchón por otras personas que han dormido en la habitación con anterioridad, lo que resulta motivo suficiente de malestar y desasosiego.
  4. Con nuestro tratamiento integral de colchones, además del ahorro en consumibles que supone el eliminar el uso de ambientadores químicos, la sensación de colchón nuevo puede ser restablecida con facilidad. La acción desodorizante del ozono no es debida a un simple efecto de camuflaje del olor, sino que se trata de una verdadera destrucción química de éste, al descomponerse las moléculas que lo provocan.
  5. El ozono, en suma, por su gran poder oxidante, destruye toda clase de olores desagradables, teniendo su mayor acción frente a los olores de procedencia orgánica (derivados de la presencia de personas.)
  6. Evita riesgos de alergias: los compuestos químicos empleados en las tareas de limpieza y desinfección, el humo de tabaco, pólenes y todo tipo de partículas que el polvo transporta, pueden llegar a suponer un gran riesgo para los usuarios de las instalaciones de un hotel, sobre todo en el caso de grupos especialmente sensibles, como son las personas mayores o las asmáticas. Con el tratamiento integral de colchones de Cosemar Ozono se evitan estos riesgos, al eliminar nuestros equipos todo tipo de alérgenos: partículas nocivas, ácaros, polen y compuestos químicos tóxicos que el colchón pudiera tener retenidos.
  7. Eliminación de insectos: el tratamiento integral de colchones, a pesar de estar concebido fundamentalmente para la desodorización y desinfección de los mismos, es decir, para la eliminación de microorganismos, ha demostrado ser eficaz asimismo en la eliminación de otro tipo de organismos que suelen generar problemas más graves al ser su acción más directa y visible que la de los microbios. Nos referimos a los chinches de cama, Cimex lectularius. Esta es la especie de chinche que mejor se ha adaptado al entorno humano. Se encuentra en climas templados de todo el mundo y se alimenta de sangre. Con el tratamiento de colchones de Cosemar Ozono, se eliminan las chinches de cama, así como los huevos que pueden haber depositado en el colchón.

Imagen de previsualización de YouTube

¿Quieres más información? Contacta con nosotros
Descarga el Informe