Geriátricos y Residencias

GeriátricosPROBLEMAS FRECUENTES EN LOS GERIÁTRICOS

1. Infecciones cruzadas y nosocomiales
2. Falta de higiene de superficies de uso común y difícil desinfección como mandos de televisores y camas, pomos de puertas, interruptores.
3. Falta de desinfección en colchones y almohadas, así como en textiles (cortinas, sillas, colchas…)
4. Olores desagradables (a “enfermo”) debidos a la ocupación y tratamientos de los pacientes.

SOLUCIONES CON OZONO

1. GRAN CAPACIDAD DESINFECTANTE: es efectivo frente a gran número de microorganismos sobre los que actúa con gran rapidez y a bajas concentraciones, debido a su alto potencial de oxidación. Elimina tanto bacterias como hongos y sus esporas.

2. ELIMINA EL RIESGO DE INFECCIONES CRUZADAS Y NOSOCOMIALES: al poder ser aplicado en aire, Residencias Geriatricasasegura la destrucción de los numerosos microorganismos presentes en el aire de interiores, disminuyendo así el peligro de infecciones en personas inmuno-deprimidas.

3. SU USO ESTÁ AUTORIZADO EN PRESENCIA DE PERSONAS: estando regulado por la “Norma española UNE 400-201-94: Generadores de ozono. Tratamiento de aire. Seguridad química”, basada en las Recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS)

4. PROPORCIONA UN AMBIENTE FRESCO AL ELIMINAR LA CONTAMINACIÓN QUÍMICA: del ambiente, ya que desactiva aldehídos, cetonas, derivados nitrogenados, derivados del azufre, hidrocarburos, ácidos, etc., lo que se traduce en una mejora del ambiente a nivel de compuestos que son nocivos para la salud, enrarecen el ambiente provocando una sensación de ausencia de oxígeno, producen malos olores y pueden llegar a producir irritaciones, reacciones alérgicas, etc.
El ozono se revela también como oxidante de otros productos químicos muy tóxicos, como es el caso del monóxido de carbono (CO), que convierte en dióxido de carbono (CO2) no perjudicial para la salud, o el de los plaguicidas utilizados para controlar la aparición de insectos o roedores.

5. ACABA CON TODO TIPO DE OLORES: la acción desodorizante del ozono no es debida a un simple efecto de camuflaje del olor, sino que se trata de una verdadera destrucción química de éste, al descomponerse las moléculas que lo provocan. Por su gran poder oxidante, el ozono destruye toda clase de olores desagradables, teniendo su mayor acción frente a los olores de procedencia orgánica.

Imagen de previsualización de YouTube

¿Quieres más información? Contacta con nosotros