Blanqueamiento de Jarabe de Azúcar

blanqueamiento azucarLos procesos que conlleva el refino de azúcar a fin de conseguir un producto de alta calidad, pasan por la decoloración del azúcar bruto, de color parduzco, normalmente mediante dióxido de azufre. El último jarabe debe asimismo clarificarse, para lo que se viene utilizando simplemente adsorbentes como carbón activado, de origen animal o vegetal. Sin embargo, no se consigue con esta técnica los resultados deseados.

La tecnología del ozono, poderoso agente oxidante, resuelve eficazmente los inconvenientes de coloraciones indeseadas en productos específicos. Los criterios de definición de Puntos Críticos y la metodología aplicada en cada caso a la solución del problema, pertenecen al “know-how” de Cosemar Ozono, y permiten resolver las dificultades inherentes a los procesos de blanqueamiento.

Riesgos: 

  1. Contaminación biológica

Contaminación de materia prima en el procesado: incorporación al suelo, cinta y maquinaria de hongos y bacterias Contaminación cruzada , Coliformes, etc.

  1. Contaminación química

Debida a compuestos procedentes de la materia prima, así como moléculas aromáticas que pueden interferir con los caracteres organolépticos del producto final.

Consecuencias: 

  1. Acortamiento de la vida media del producto

Debido a la presencia de microorganismos responsables de la putrefacción y enmohecimiento que, desde la superficie del producto, descomponen los alimentos.

  1. Toxiinfecciones alimentarias

Entre las consecuencias más graves de la contaminación química o biológica de los alimentos, se encuentran las toxiinfecciones alimentarias.

  1. Devaluación de imagen de marca

Además de los problemas humanos que acarrean las toxiinfecciones alimentarias, una vez determinado el foco de la intoxicación, las consecuencias económicas y de imagen son irreparables.

¿Quieres más información? Contacta con nosotros