Control de Plagas de Cucarachas

Control de plagas de cucarachas

El primer paso para la prevención y el control de los insectos es saber con qué tipo de plaga se está tratando. Cada especie de cucaracha prefiere un área diferente, así que la identificación del tipo de cucaracha es importante para el mejor control.

Qué son las plagas de Cucarachas:

Su cuerpo esta cubierto por numerosos pelos que actúan como sensores que les permiten saber que esta ocurriendo en los alrededores, advertir los peligros y esconderse entre las sombras, puesto que no les gusta la luz. Por ello habitan en sitios oscuros, húmedos y poco ventilados como los armarios, guardarropas, debajo de las camas, rendijas y en especial debajo de los fregaderos. Pelos sensibles a la presión alertan a la cucaracha del peligro y le permiten reaccionar en 54 milésimas de segundo.

Aunque se cree que a las cucarachas les gustan los lugares sucios, hasta las casas más limpias tienen cucarachas.

Las cucarachas tienen una asombrosa capacidad de adaptación a los diversos ambientes. Como curiosidad, señalar que pueden nadar y e incluso, dejar de respirar 15 minutos.

Las especies más comunes de cucarachas son: Blatta Orientalis (cucaracha negra o común), Periplaneta americana, conocida como la cucaracha americana, y Blatella germanica (la cucaracha rubia, roja o alemana).

Diferentes especies de cucarachas

Problemas que generan:

La aparición de microorganismos como insectos en edificios públicos, en centros de trabajo, restaurantes, hoteles, en la industria alimentaria, etc., suponen un serio peligro para la salud pública, ya que actúan como agentes nocivos y pueden transmitir enfermedades a los seres humanos y a los animales, además de ser causa de alergias.

Por eso, el control de plagas es imprescindible para evitar problemas de salud y de higiene, y para preservar una buena calidad de vida y evitar incomodidades y preocupaciones. Con un buen control de plagas se evitan riesgos para la salud pública y se minimiza el impacto medioambiental que causa el uso de productos químicos, de acuerdo con los principios establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para al Control Integrado de Plagas.

En CosemarOzono damos prioridad a las medidas correctoras y alternativas, como el uso de insecticidas que eviten focos de proliferación de organismos nocivos para la salud e impidan su entrada, amplificación o diseminación en un espacio. Solo en caso de que estas medidas no sean suficientes para atajar el problema, recurrimos al uso de productos químicos, pero siempre bajo la premisa de máxima eficacia del tratamiento con el mínimo impacto y riesgo para el ambiente interior y para las personas.

Imagen de previsualización de YouTube

¿Quieres más información? Contacta con nosotros