Desinfección ambiental y eliminación de malos olores

soluciones para eliminar olores y desinfección ambiental
Soluciones de desinfección ambiental

Desde el principio del mundo, la existencia de ambientes hostiles ha obligado al hombre a evolucionar y protegerse del medio para poder desarrollar su actividad laboral y su vida en las mejores condiciones posibles.

Así, en la actualidad, los seres humanos pasan gran parte de su vida protegidos del exterior y desarrollando su existencia en ambientes artificiales que, con mucha frecuencia, se convierten en un agente agresor causante de diferentes enfermedades.

El principal peligro de las construcciones modernas lo constituye el hermetismo con que se edifica, a modo de “burbuja”, realizándose la ventilación de los locales a través del aire acondicionado. Cuando éste es central, y no se lleva a cabo una correcta limpieza periódica, se puede acumular en el interior de los conductos materia de todo tipo: pájaros muertos, ratones, cucarachas y, en consecuencia, microorganismos de diversas clases, convirtiéndose así las salidas de aire en auténticas “inyecciones” de bacterias.

Soluciones para la desinfección ambiental y eliminación de malos olores con ozono

Desinfectar ambientes con ozono, la desinfección eficaz

Aunque los edificios casi siempre protegen a sus ocupantes de la contaminación reinante en la ciudad, en muchos casos, durante la vida útil del edificio, los índices de esta pueden excederse debido a las malas condiciones internas de suciedad, polvo, humedad, gases tóxicos, hongos y aguas detenidas, o bien crear cuadros absolutamente nuevos de contaminación en el interior del edificio, por lo que resulta indispensable conocer y ser capaces de diagnosticar este cuadro, a fin de evitar las consecuencias negativas que para la salud de las personas implica, preferiblemente mediante la oportuna prevención de riesgos antes de que se presente el problema.

Es aquí donde el introducir de forma periódica en los ambientes interiores un control de los agentes causantes de enfermedades da un valor añadido y eleva a un nivel superior la calidad ambiental, aumentando seguridad de los ocupantes respecto a contagios y posibles enfermedades.

El ozono constituye una herramienta eficaz a la hora de combatir contaminantes químicos y biológicos en aire (bacterias, virus y hongos, así como compuestos químicos nocivos emanados por mobiliario, moquetas, fotocopiadoras, cocinas, etc.), entre los que se cuentan los causantes de malos olores, que pueden llegar a resultar un problema grave en determinados locales.

Efectivamente, los malos olores pueden llegar a producir fatiga en el empleado así como un rechazo frontal del cliente a la hora de elegir un restaurante, una escuela infantil, guardería o un geriátrico para un familiar directo.

Sabías que

“Con el aire respiramos la mayor parte de nuestras enfermedades. En contacto con el OZONO los microbios quedan quemados y las toxinas destruidas”. (Pasteur).

Profesionales en soluciones de desinfección ambiental con ozono

Llevamos más de 25 años demostrando en CosemarOzono cómo el ozono, gracias a su su naturaleza y gran poder de desinfección, siempre y cuando esté controlado por un equipo de profesionales, representa una solución segura y eficaz para los problemas de higiene ambiental.

El ozono, clasificado únicamente como agente irritante Xi, es un potente oxidante generalmente no dañino para mamíferos a bajas concentraciones, pero letal para los microorganismos como las bacterias. De cualquier manera el ozono, como cualquier otro agente oxidante, puede resultar perjudicial si no es manejado correctamente. Por esa razón, muchos países han establecido un límite de exposición de ozono en aire respirable.

La exposición a ozono en el lugar de trabajo está controlada por la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional y sus homólogos de todo el mundo. En España, se trata del Instituto Nacional de Salud e Higiene en el Trabajo (INSHT), que fija los valores límite de exposición profesional para agentes químicos. Dichos valores están, como es natural, en consonancia con los fijados por la Norma española UNE 400-201-94, basada en las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Así, según el INSHT, los Valores Límite Ambientales (VLA) (año 2017) establecen para el ozono límites de exposición en función de la actividad realizada, siendo el valor más restrictivo 0,05 ppm (exposiciones de 8 horas) y 0,2 ppm para periodos inferiores a 2 horas.

En Cosemar Ozono nos aseguramos de que nuestros generadores no superen la cantidad de residual establecida por la normativa, realizando mediciones periódicas de los niveles de inmisión (residual) de ozono en aire respirable, a fin de asegurar la inocuidad del tratamiento.

El sistema de Cosemar Ozono

Conscientes de las dudas y suspicacias que el empleo de un componente del aire que tiene establecidos en la legislación unos determinados Valores Límite puede suscitar, hemos desarrollado un sistema que nos permita gestionar con la mayor rigurosidad la estancia en esa frontera virtual que delimita lo inocuo de lo nocivo para aprovechamiento del método de desinfección más eficaz y menos contaminante hasta la fecha.

  • Para ello, lo primero es establecer un diagnóstico de situación mediante un estudio previo que nos permitirá dosificar de forma adecuada.
  • Tras la instalación realizamos una medición del nivel residual.
  • Después llevaremos un control del funcionamiento de los equipos para gestionar su eficacia y, aun cuando los mismos no pueden producir nunca mayor cantidad de ozono que el que generan en el momento de su instalación, se verificarán, en las visitas técnicas periódicas, los niveles residuales.

Regulamos la producción de ozono en función de los ritmos de actividad de su empresa y establecemos los ciclos apropiados en cada caso, de manera que todo se realice automáticamente, evitando así riesgos por una manipulación inadecuada.