¿Cómo desinfectar hospitales, centros médicos?

En la siguiente solución vamos a tratar cómo desinfectar hospitales y otros centros médicos y las ventajas y beneficios tiene hacerlo con ozono.

¿Cómo desinfectar hospitales y centros médicos?

Indice:


¿Cómo desinfectar hospitales y centros médicos? Introducción

En los hospitales, por cuidado que sea su mantenimiento y servicio, resulta inevitable la aparición de ciertos problemas como olores desagradables o infecciones cruzadas y nosocomiales. Sería deseable que dichos centros fueran lugares seguros y saludables en todos sus aspectos a fin de garantizar el bienestar y la salud de pacientes y trabajadores.

En efecto, las enfermedades nosocomiales constituyen un serio problema en clínicas y hospitales, donde la población expuesta es especialmente sensible. Resulta fundamental mantener en estas instalaciones un ambiente libre de microorganismos y alérgenos.

El ozono es un potente desinfectante utilizado desde hace décadas en muy diversos campos, tanto en agua como en aire, y muy eficaz en el control microbiológico de contaminantes de ambientes interiores especialmente problemáticos

Problemas frecuentes

Al comienzo del siglo XXI la incidencia de infecciones nosocomiales (IN) por cepas MDR todavía no constituía un grave problema. En 2008 ya más del 30% de las cepas causantes de infecciones bacteriémicas en los hospitales españoles eran MDR y hasta un 10% tenían perfiles de resistencia extensa

Las infecciones por microorganismos multirresistentes (MMR) se asocian a un aumento de la mortalidad, no por tratarse de microorganismos más virulentos, sino por las importantes limitaciones terapéuticas existentes y, a un aumento del coste sanitario, tanto por la prolongación de las estancias hospitalarias como por el mayor consumo de recursos que conllevan.

La importancia epidemiológica de las infecciones por MMR radica en la rápida extensión de los diferentes mecanismos de adquisición de resistencias y en el establecimiento de reservorios de microorganismos resistentes en los hospitales u otros centros sanitarios y en la comunidad que puede llevar a la aparición de importantes brotes epidémicos.

Esta facilidad de diseminación cobra especial importancia por la gran interacción que hay entre los distintos niveles asistenciales con un flujo de pacientes entre hospitales, centros socio-sanitarios, atención primaria e, incluso, entre países.

Resulta, pues fundamental, evitar el acantonamiento de los microorganismos en las instalaciones sanitarias, impidiendo la existencia de reservorios peligrosos.

Hospitales saludables

Un hospital o un centro médico saludable es un espacio libre de contaminantes, sin olores, compuestos químicos ni partículas nocivas, sin virus, hongos ni bacterias en superficies textiles, paredes, techos, suelos y sobre todo en el aire respirable.

Sabías que …

“Actualmente, entre un 5 y un 10% de los pacientes hospitalizados desarrollan alguna infección relacionada con la asistencia sanitaria (IRAS), siendo especialmente relevantes las causadas por microorganismos resistentes a alguno de los antimicrobianos habituales en su tratamiento“.

Ventajas y beneficios de desinfectar hospitales y centros médicos con ozono

Mediante la utilización correcta de la tecnología del ozono para la desinfección de hospitales y centros médicos pueden conseguirse los siguientes resultados:

  • Destrucción de microorganismos (bacterias, virus, hongos), COV (Compuestos Orgánicos Volátiles) y olores en paredes, techos y suelos.
  • Desinfección en continuo de conductos de aire acondicionado.
  • Eliminación de partículas de polvo, polen y ácaros mediante sistemas de filtración HEPA (Alta Purificación Ambiental)
  • Evita enfermedades nosocomiales al desinfectar aire y conductos de los sistemas de climatización

    Con la instalación de un sistema eficaz de desinfección y desodorización como el que Cosemar Ozono ofrece, se garantiza la existencia de un ambiente libre de microorganismos entre los que puede haber agentes patógenos de diversa naturaleza. El hecho de proporcionar un aire saludable a través de los sistemas de climatización supone, en sí mismo, una ventaja a la hora de evitar bajas laborales por enfermedad, así como un incremento en el bienestar de pacientes especialmente sensibles o con problemas graves de salud o alergia.

  • Supresión de olores

    Las personas perciben el aire como la suma de dos sensaciones difícilmente diferenciables: una olfativa y otra química o irritante, que se dan de forma simultánea frente a muchos compuestos químicos. La percepción de un olor por el ser humano genera una respuesta de tipo psico-fisiológico que justifica la importancia que en la vida diaria tiene el sentido del olfato.

    Los ambientes hospitalarios son espacios en los que, a menudo, la percepción de olores genera imágenes desagradables o activa malos recuerdos, tanto en los pacientes como en los visitantes, provocando un rechazo más o menos tolerable.

    Es habitual, cuando aparece este tipo de problema, recurrir al uso de ambientadores que palien, en alguna medida, las incomodidades y quejas que ocasionan. El principal inconveniente de estos productos (sin mencionar la pobre imagen que dan, ya que parecen proclamar la existencia del problema que se quiere encubrir) es que enmascaran el olor en cuestión sin llegar a eliminarlo, por lo que el resultado puede percibirse como algo aún más desagradable y molesto para el olfato.

    Además, dependiendo del ambientador y las personas a él sometidas, puede generar reacciones alérgicas por los productos químicos incluidos en su formulación.

    Con un suministro adecuado de ozono, además del ahorro en consumibles que supone al eliminar el uso de ambientadores químicos, la sensación de ambiente sano y limpio puede ser restablecida con facilidad en recintos cerrados en los que se encuentran compuestos que, sin ser nocivos en las cantidades en que se suelen hallar, influyen en la sensación de ambiente viciado y falto de oxígeno.

    La acción desodorizante del ozono no es debida a un simple efecto de camuflaje del olor, sino que se trata de una verdadera destrucción química de éste, al descomponerse las moléculas que lo provocan.

  • Evita riesgos de alergias

    Los compuestos químicos empleados en las tareas de limpieza y desinfección, pólenes y todo tipo de partículas que el polvo transporta, pueden llegar a suponer un gran riesgo para los enfermos, que constituyen grupos especialmente sensibles, así como para los asmáticos.

    Como ya hemos explicado ampliamente, con el uso de los sistemas de desinfección de Cosemar Ozono se evita parte estos riesgos, al eliminar nuestros equipos gran parte de alergenos: microorganismos y compuestos químicos tóxicos.

El uso del ozono representa la utilización de un agente desinfectante eficaz, seguro, y totalmente apto para la higienización de centros médicos.

Solución para la desinfección de hospitales y centros médicos con ozono

Nuestros generadores de ozono impiden la multiplicación de microorganismos utilizando sistemas bacteriostáticos y los eliminan mediante biocidas ecológicos. La solución para la desinfección ideal de un hospital con ozono se puede llevar a cabo con alguno de nuestros generadores de ozono.


Descárgate ahora nuestro informe técnico. Desinfección de hospitales y centros médicos con ozono
Descargar Informe

¿Quieres más información?

 Contacta ahora y te informaremos de las ventajas del ozono como desinfectante






Confirmo que he leído la Política de Privacidad


Responsable: Cosemar Ozono, SL, siendo la Finalidad; dar respuesta a tus preguntas, envío de publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing MailChimp ubicada en EEUU y acogida al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en info@cosemarozono.com. Para más información consulte nuestra Política de Privacidad


Otras soluciones de Desinfección Ambiental que te podrían interesar

Compártelo :)