¿Cómo desinfectar conductos de aire acondicionado?

En este artículo vamos a tratar cómo desinfectar conductos de aire acondicionado y los beneficios tiene hacerlo con ozono.

como desinfectar conductos aire acondicionado

Indice:


¿Cómo desinfectar conductos de aire acondicionado? Introducción

El principal peligro de las construcciones modernas lo constituye el hermetismo con que se edifica, a modo de “burbuja”, realizándose la ventilación de los locales a través de aire acondicionado.

Cuando éste es central, y no se lleva a cabo una correcta limpieza periódica, se puede acumular en el interior de los conductos materia de todo tipo: pájaros muertos, ratones y, en consecuencia, microorganismos de diversas clases, convirtiéndose así las salidas de aire en auténticas “inyecciones” de bacterias.

Muchos expertos son conscientes de que un aire acondicionado en mal estado es el  causante de ciertas enfermedades indefinidas (alergias, fiebres, jaquecas, etc.), algunas de ellas muy serias.

La temperatura constante en estos sistemas es adecuada para la proliferación de ciertos microorganismos que se adhieren a los conductos; a su vez, los sistemas de dispersión favorecen su distribución, y además las vibraciones producidas por las frecuentes paradas y puestas en marcha de los equipos hacen que se liberen los microorganismos, siendo arrastrados hasta las oficinas donde son inhalados por las personas que allí se encuentran.

Entre esos microorganismos está Legionella, causante de un tipo de neumonía grave denominado “legionelosis”, que se contrae al inhalar gotas de agua que contienen la bacteria, y que suelen provenir de los sistemas de aire acondicionado, principalmente de las torres de refrigeración<.

Factores que afectan a la calidad del aire en ambientes interiores

Entre los factores que afectan a la calidad del aire en el interior de edificios cerrados, encontramos unas de origen físico, otras de origen químico y, por último, causas biológicas; éstas se relacionan directamente con el sistema de aire acondicionado, no únicamente por su capacidad de reciclar los contaminantes por todo el ambiente en su función de retorno, sino por constituir un hábitat adecuado para los microorganismos por razones de humedad, oscuridad y temperatura, favoreciendo así la proliferación de hongos, virus, bacterias y ácaros que pudieran ser incorporados al sistema por algún portador contaminado (visitante o residente).

Asimismo, estas condiciones propician la aparición de película biológica, biocapa o biofilm. La “biocapa” o “biofilm”, compuesta por microorganismos, materia orgánica, residuos y materia inerte, actúa como reservorio de diversas bacterias, además de favorecer el proceso de corrosión de las tuberías y aparatos metálicos.

A modo de resumen se puede concluir que las deficiencias más frecuentemente encontradas son consecuencia de alguno de los factores siguientes:

  • Una ventilación inadecuada: mala filtración del aire debido a limpieza y mantenimientos incorrectos o a un inadecuado diseño del sistema.
  • La contaminación interior: por las personas, el trabajo, la utilización inadecuada de productos químicos, los gases de combustión (tabaco, cafeterías, laboratorios) y por contaminación cruzada procedente de otras zonas poco ventiladas.
  • La contaminación exterior: humos de escape de vehículos, gases de calderas, productos de construcción y mantenimiento y aire contaminado previamente desechado al exterior, que vuelve a entrar a través de las tomas de aire acondicionado, entre otros.

Problemas frecuentes

Las consecuencias que la ignorancia de dichos riesgos conlleva son las infecciones y contagios por hongos, virus y bacterias, entre los que se encuentra, por supuesto, la Legionella, el virus de la gripe así como todo tipo de gérmenes.

  1. Infecciones y contagios
    Las personas que concurren a un edificio o establecimiento en el que el aire acondicionado no tiene un buen mantenimiento se exponen cada día a posibles infecciones y contagios provocados por hongos, virus y bacterias, en especial en el caso de personas especialmente sensibles, como inmuno-deprimidos, asmáticos, ancianos y niños.
  2. Alergias
    Entre las consecuencias más comunes de la contaminación química o biológica se encuentran el malestar general, dolores de cabeza, estornudos, irritación de las mucosas y alergias de todo tipo.
  3. Legionelosis

A pesar de la obligatoriedad de cumplir con los requisitos establecidos en el Real Decreto 865/2003, por el que se establecen los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y control de la legionelosis, en muchas instalaciones no se respetan estos o no se llevan a cabo las tareas preventivas de desinfección y control, fundamentales para evitar la aparición de nuevos brotes.

Los problemas humanos que acarrean las toxiinfecciones alimentarias, una vez determinado el foco de la intoxicación, las consecuencias económicas y de imagen son irreparables.

Sabías qué …

“Cosemar Ozono realiza un control microbiologico del aire interior y certifica la salubridad e higiene de tus instalaciones.

Medidas constructivas preventivas

  • Instalación de secciones de filtración de eficacia adecuada al uso del edificio para todo el aire en circulación, con el fin de evitar la acumulación de suciedad que pudiera convertirse en foco de contaminación.
  • Impedir la formación de condensaciones en el interior de los conductos mediante la aplicación de aislamiento térmico, diseñado para las condiciones extremas de proyecto.
  • Utilización, preferentemente, de conductos de construcción normalizada, con superficie de baja rugosidad hidráulica y fabricados con materiales resistentes a la corrosión, que presenten un menor grado de retención de las partículas y faciliten la limpieza.
  • Se prestará especial atención al diseño y montaje de los conductos para reducir, en lo posible, las turbulencias en cambios de dirección o sección, derivaciones, etc., así como al tipo de sección transversal, que son causa de acumulación de suciedad.
  • Las redes de conductos deberán disponer de trampillas practicables que permitan su inspección y eventual limpieza por métodos de probada eficacia, con estanqueidad igual, por lo menos, a la de la red de conductos.
  • Todas las superficies en contacto con el aire tratado o a tratar deberán limpiarse con frecuencia anual.

Desinfección con ozono de conductos de aire acondicionado

Las medidas anteriores están encaminadas a una prevención en la fase de diseño y montaje de las instalaciones, pero son necesarias también acciones preventivas en la explotación y mantenimiento de estos conductos.

Una de las operaciones más importantes a tener en cuenta en el mantenimiento es la desinfección de los conductos.

El ozono aplicado en el conducto de impulsión a la salida de la maquina del climatizador asegura en todo momento y de manera continuada la desinfección de los conductos, atacando a la raíz del problema: los microbios y la materia orgánica de que se alimentan.

Sabías que …

“Si se realiza una correcta ozonización, tratando el aire circulante en los conductos, o ambas, nos encontramos en un local en el cual el aire no sólo estará climatizado, sino que también estará exento de microorganismos, de olores y compuestos químicos nocivos o simplemente irritantes, y rico en oxígeno. Con ello se disminuirá en gran medida el contagio de enfermedades infecciosas.”

Ventajas de la desinfección con ozono de los conductos del aire

Desinfecta conductos y aire de los sistemas de climatización

Con la instalación de un sistema eficaz de desinfección y desodorización como el que Cosemar Ozono ofrece, se garantiza la existencia de un ambiente libre de microorganismos entre los que puede haber agentes patógenos de diversa naturaleza. El hecho de proporcionar un aire saludable a través de los sistemas de climatización supone, en sí mismo, una ventaja a la hora de evitar bajas laborales por enfermedad, así como un incremento en el bienestar de empleados especialmente sensibles o con problemas de salud o alergias.

Minimiza los riesgos de contagio de la gripe y otras enfermedades

La forma de transmisión de los virus de la gripe o el catarro entre seres humanos se verifica por vía aérea y principalmente cuando una persona enferma tose o estornuda. Algunas veces, las personas pueden contagiarse al tocar algo que tiene el virus de la gripe y luego llevarse las manos a la boca o la nariz.

El periodo de transmisibilidad de estos virus es amplio, desde 24 horas anteriores a la aparición de la sintomatología, durante todo el periodo de persistencia de los síntomas y hasta 7 días después del inicio de los mismos.

Las gotitas de saliva expulsadas al toser o estornudar pueden entrar en contacto con la boca o nariz de las personas que se encuentran cerca o depositarse en las superficies (mesas, pomos de la puertas, objetos…) permaneciendo allí días, de ahí la importancia de mantener, reforzar y establecer nuevos procedimientos de medidas higiénicas, sobre todo en la zonas comunes de cualquier establecimiento.

En efecto, existen en determinadas construcciones unas zonas comunes como son vestuarios, recibidores, aseos, etc., que requieren una mención especial. Si bien las medidas de higiene son importantes en todo el recinto, en estas áreas la importancia es mayor dado el elevado transito de personas por ellas a lo largo del día. Es conveniente extremar las medidas de higiene en las mismas.

Se puede aumentar la seguridad en estos puntos mediante el uso de ozono inyectado a pequeñas concentraciones en el aire ambiente durante las horas de trabajo y/o con tratamientos de choque durante las noches.

Desodorización absoluta

El olfato (del latín: olfactus) es el sentido encargado de detectar y procesar los olores. Es un quimiorreceptor en el que actúan como estimulante las partículas aromáticas u odoríferas desprendidas de los cuerpos volátiles, que ingresan por el epitelio olfatorio ubicado en la nariz, y son procesadas por el sistema olfativo.

La nariz humana distingue más de 10.000 aromas diferentes, que aunque parezca mucho no es nada comparado con los sistemas olfativos de otros animales.

Las sustancias odorantes son compuestos químicos volátiles transportados por el aire. Los objetos olorosos liberan a la atmósfera moléculas que percibimos al inspirar.

La información llega primero al sistema límbico y al hipotálamo, regiones cerebrales ontogenéticamente muy antiguas; responsables de las emociones, sentimientos, instintos e impulsos; estas regiones almacenan también los contenidos de la memoria y regulan la liberación de hormonas.

Por este motivo, los olores pueden modificar directamente nuestro comportamiento y las funciones corporales. Sólo más tarde parte de la información olorosa alcanza la corteza cerebral y se torna consciente.

Los ambientes interiores de los locales cerrados son espacios en los que, a menudo, la percepción de olores desagradables genera quejas sobre la calidad del aire.

Es habitual, cuando aparece este tipo de problema, recurrir al uso de ambientadores que palien, en alguna medida, las incomodidades y quejas que ocasionan. Normalmente, el remedio es peor que la enfermedad, y la mezcla resultante es aún más molesta que el primer olor.

Además, dependiendo del ambientador y las personas a él sometidas, puede generar reacciones alérgicas por los productos químicos incluidos en su formulación.

Con un suministro adecuado de ozono, además del ahorro en consumibles que supone al eliminar el uso de ambientadores químicos, la sensación de ambiente sano y limpio puede ser restablecida con facilidad en recintos cerrados en los que se encuentran compuestos que, sin ser nocivos en las cantidades en que se suelen hallar, influyen en la sensación de ambiente viciado y falto de oxígeno.  La acción desodorizante del ozono no es debida a un simple efecto de camuflaje del olor, sino que se trata de una verdadera destrucción química de éste, al descomponerse las moléculas que lo provocan.

El ozono se revela también como oxidante de otros productos químicos muy tóxicos, como es el caso del monóxido de carbono (CO), que convierte en dióxido de carbono (CO2) no perjudicial para la salud, o el de los plaguicidas utilizados para controlar la aparición de insectos o roedores.

El ozono, en suma, por su gran poder oxidante, destruye toda clase de olores desagradables, teniendo su mayor acción frente a los olores de procedencia orgánica (derivados de cuartos de baño, cañerías, presencia de personas, etc.)

Tratamientos a medida

Este sistema puede, además, utilizarse tanto como tratamiento de choque como en pequeñas concentraciones de manera continua.

Un tratamiento continuo asegura no sólo la ausencia de microorganismos patógenos: también elimina aquellos microorganismos que forman parte de la película biológica que se forma en los conductos de aire acondicionado, y que se presenta como un reservorio de patógenos a eliminar si se quiere prevenir una constante re-contaminación de las instalaciones.

Control de Legionella

“El ozono está reconocido en el RD 865 como sistema físico-químico de probada eficacia en el control y prevención de la aparición de Legionella en instalaciones de riesgo.”

A este respecto, las torres de refrigeración de los sistemas de aire acondicionado son consideradas el principal elemento de riesgo: el tratamiento del agua de las torres con ozono asegura no sólo la eliminación de la bacteria (y cualquier otro microorganismo presente en el agua que podría asimismo representar un problema), sino también de los protozoos que ésta suele colonizar y en cuyo interior está a salvo de otros biocidas. Asimismo,

Sabías que …

El ozono elimina la película biológica de los conductos, donde también Legionella encuentra protección, evitando re-contaminaciones y la propagación de microorganismos a través de los conductos.

Solución

Nuestros generadores de ozono impiden la multiplicación de microorganismos utilizando sistemas bacteriostáticos y los eliminan mediante biocidas ecológicos. La solución para la desinfección ideal de un hospital con ozono se puede llevar a cabo con alguno de nuestros generadores de ozono profesionales.


Descárgate ahora nuestro informe técnico. Desinfección de conductos de aire acondicionado
Descargar Informe

¿Quieres más información?

 Contacta ahora y te informaremos de las ventajas del ozono como desinfectante






Confirmo que he leído la Política de Privacidad


Otras soluciones de Desinfección Ambiental que te podrían interesar