¿Cómo desinfectar peluquerías?

En la siguiente solución vamos a tratar cómo desinfectar peluquerías y las ventajas y beneficios tiene hacerlo con ozono.

 ¿Cómo desinfectar peluquerías?

Indice:


¿Cómo desinfectar peluquerías? Introducción

Al hablar de calidad de aire no se hace referencia únicamente a su carga microbiológica y los gases nocivos que pueden existir en él, sino a un conjunto más complejo de factores entre los que se encuentran, además, otros agentes gaseosos que, sin ser nocivos, pueden ser molestos, así como partículas sólidas de diferentes tamaños.

Problemas frecuentes

En el caso de peluquerías y centros de estética, la calidad del aire supone un problema doble, al implicar no sólo a los clientes, que reclaman un aire limpio y sin olores sino, y en mayor medida, al personal laboral, expuesto a posibles contaminantes tóxicos durante toda la jornada.

Tanto en las salas comunes, donde la contaminación del aire suele ser alta por la carga que portan los propios clientes, como en las cabinas de trabajo, donde se generan cargas estáticas, compuestos químicos nocivos, olores desagradables y se emiten partículas sólidas al aire, los sistemas de purificación de Cosemar Ozono aseguran la consecución de un espacio saludable.

Debido a las diferentes tareas que se llevan a cabo en una peluquería el aire de las instalaciones presenta contaminantes de diversa naturaleza, desde partículas sólidas en suspensión a gases más o menos tóxicos.

Riesgos

  • Contaminación química

    El 30% de los productos empleados en peluquería y cosmética están clasificados como tóxicos por el NIOSH (Instituto Nacional para la Salud y Seguridad Ocupacional, agencia federal encargada de hacer investigaciones y recomendaciones para la prevención de enfermedades y lesiones relacionadas con el trabajo).

    Según un estudio realizado por el Departamento de Salud Pública de la Universidad de Alicante, las mujeres que trabajan en peluquerías presentan un mayor riesgo de sufrir trastornos menstruales o de infertilidad. El trabajo titulado “Mujer y condiciones de trabajo: riesgos en el embarazo en peluqueras”, se basa en un estudio realizado, entre el año 2004 y el 2006, en 248 establecimientos de señoras y mixtos de la ciudad de Alicante y en el que han participado 438 peluqueras menores de 50 años.

    El estudio relaciona los citados problemas de salud reproductiva con la exposición diaria de las peluqueras a determinados productos químicos, como son los tintes o las lacas, al mismo tiempo que advierte de la dificultad de determinar los valores límite de seguridad de dichos productos, puesto que muchos de ellos están compuestos de distintos agentes químicos.

    Por otra parte, en los procesos de depilación, durante el calentamiento de la cera, se produce humo y gases que deben ser expulsados por medio de un extractor. Si el sistema de extracción no es el adecuado o tiene fallos, este humo puede ser gravemente perjudicial para los pulmones.

    Además de la contaminación del aire que provoca la depilación, puede haber en éste otro tipo de contaminantes químicos de diversa procedencia: productos desinfectantes, biocidas y repelentes (incluido el vehiculizante), productos de limpieza en general (incluyendo quitamanchas, y jabones para muebles y alfombras) y siliconas abrillantadoras, etc., que pueden ser, asimismo, tóxicos.

  • Contaminación biológica

    En cualquier recinto cerrado existen riesgos generalizados a causa de las tareas inherentes al local y que comprometen la calidad del aire respirable en unos recintos cerrados que, por lo general, son de dimensiones reducidas (como las cabinas de masajes), pudiendo llegarse a la situación de que el mayor riesgo para el personal del centro sea, sencillamente, el hecho de respirar.

    La contaminación biológica puede, en determinados casos, provocar una situación sanitaria delicada. En cuanto al tipo de microorganismos que puede haber en ambientes interiores, se cuentan las bacterias, hongos, virus y protozoos.

    Las personas, las plantas y los insectos pueden servir como portadores de agentes biológicos hacia el interior de los edificios, o bien como fuentes potenciales de los mismos. El vector de transmisión más importante de este tipo de contaminación, de hecho, son las propias personas, que de sus ropas o fluidos la pasan al aire, donde los microorganismos y sus esporas pueden permanecer flotando un tiempo indefinido hasta encontrar un huésped.

  • Partículas

    La presencia de partículas en suspensión constituye, en general, uno de los principales riesgos para trabajadores y clientes, en cualquier recinto cerrado, ya que engloba cuerpos de todo tipo (microorganismos, ácaros, polen, cenizas…)

    Es común, a fin de aislar el polvo, el uso de humidificadores. Esta solución sólo aplaza el problema, ya que el polvo así humedecido precipita y, al secarse, vuelve nuevamente al aire.

    Asimismo, el uso de humidificadores en lugares con escasa ventilación (a fin de evitar la entrada de polvo del exterior) y tamaño reducido, ocupados por un número relativamente alto de personas, genera unas condiciones óptimas para el crecimiento bacteriano y de hongos, con los problemas de salud y contagios que ello conlleva, provocando bajas laborales continuas.

    Las partículas son pequeños corpúsculos de distinta naturaleza presentes en el aire y que constituyen un tipo de contaminación de éste. De hecho, las partículas son lo que más comúnmente afecta la salud de las personas. Dentro de la denominación de “partículas” se incluyen cuerpos presentes en el aire con cualquier forma y tamaño, sólidas o líquidas.

    Al inhalar, el aire y las partículas ingresan en el sistema respiratorio. En el camino, las partículas se adhieren a las paredes de las vías respiratorias o viajan profundamente a los pulmones dependiendo de su tamaño (entre 2,5 y 10 micras, PM10 y menores de 2,5 micras, PM2,5), del clima, el ritmo respiratorio, edad y estado de salud de las personas.

    Ambos tipos de partículas, PM10 y PM2,5, pueden causar problemas sanitarios, específicamente en el sistema respiratorio pero, por viajar más profundamente en los pulmones y por ser elementos que son más tóxicos (como metales pesados y compuestos orgánicos cancerígenos) las partículas PM2,5 pueden tener efectos más severos en la salud que las partículas más grandes, como es el caso del polvo de cerámica o los metales que se generan en los laboratorios de prótesis dentales.

    Aparte de por su tamaño, las partículas pueden generar problemas de salud por su propia naturaleza, como es el caso de microorganismos (bacterias, hongos, virus), polen, ácaros y todo tipo de alérgenos, que como hemos visto pueden ver favorecido su crecimiento en el caso de peluquerías.

  • Cargas electrostáticas

    Además de los problemas directos de salud que la inhalación de determinadas partículas puede provocar, hay que tener en cuenta que prácticamente la totalidad de las partículas que flotan en el aire están cargadas positivamente (cationes) [1]

    En ambientes interiores con un alto porcentaje de equipos eléctricos, carcasas de materiales plásticos, mamparas y mobiliario de similares materiales, se generan campos magnéticos y eléctricos; estos provocan una continua nube electrostática que tiende a descargarse a través de elementos conductores hasta tierra; no obstante, cuando el suelo es aislante, el posible conductor no llega nunca a descargar e impide que dicha nube se deshaga, perpetuando la situación de carga, generalmente positiva, que tiende a relajarse descargando a través de las personas que tocan alguna zona metálica o a otra persona.

    Este ambiente saturado de cargas positivas genera no pocos dolores de cabeza, sensación de ambiente insano y estrés. Pero además se achaca también a ella, como elemento casuístico, la lipoatrofia semicircular y la desagradable sensación de chispazo en los extremos de las manos de los allí presentes.

    [1] Los átomos ionizados pueden tener carga positiva (cationes) o negativa (aniones). A pesar de que tanto unos como otros son iones, popularmente se conoce con el nombre de “iones” a los que presentan carga negativa.

  • El problema de los olores

    Dentro de los problemas debidos a la contaminación química, hay que reseñar, como ya se ha mencionado, el desagradable olor a quemado y productos químicos procedentes de tintes que impregna no sólo el aire del recinto donde se producen las combustiones y tintes, sino el aire del recinto en general así como la ropa del personal del centro.

    La percepción de un olor por el ser humano genera una respuesta de tipo psico-fisiológico que justifica la importancia que en la vida diaria tiene el sentido del olfato. Así pues, para establecer la calidad de un aire no es suficiente con conocer la composición del mismo, sino que hay que tener en cuenta su impacto en las personas que lo respiran.

    Según el INSHT, se puede definir un aire de calidad como aquel que aporta al ser humano lo que él quiere y, así, el aire será de calidad alta o pobre según sus ocupantes estén, o no, conformes con él. En la práctica se pide que el aire que se respira, además de no representar ningún peligro para la salud, resulte fresco y agradable.

Consecuencias

  • Afecciones variadas

    Tanto los clientes como los trabajadores se exponen cada día a posibles infecciones y contagios provocados por hongos, virus y bacterias.

    Además, es frecuente en los trabajadores que aparezca con el tiempo sensibilización cutánea, malestar general, dolores de cabeza, afecciones respiratorias, irritación de las mucosas, alergias de todo tipo, dermatitis, o incluso cáncer relacionado con la exposición a productos químicos.

  • Alergias

    Entre las consecuencias más comunes de la contaminación química o biológica se encuentran el malestar general, dolores de cabeza, estornudos, irritación de las mucosas y alergias de todo tipo.

  • Olores indeseables

    Los olores derivados de los tratamientos y otras actividades propias de las peluquerías no sólo se perciben por el olfato resultando molestos, sino que se adhieren a la ropa, resultando difíciles de eliminar.

Peluquerías saludables

Una peluquería saludable es una peluquería sin contaminantes, sin olores, compuestos químicos ni partículas nocivas (polen, ácaros), sin virus, hongos ni bacterias en superficies textiles, paredes, techos, suelos y sobre todo en el aire respirable.

Sabías que …

“Se estima que más de 200.000 profesionales tratan con sustancias químicas peligrosas en el sector de la peluquería

Ventajas de la purificación del aire con Cosemar Ozono

Mediante la utilización correcta de la tecnología de purificación que Cosemar Ozono ofrece en el sector de peluquería, puede conseguirseun ambiente de calidad, eliminando los riesgos que implica la exposición continua a productos químicos tóxicos, nocivos, irritantes, corrosivos, y/o sensibilizantes.

  • Calidad del aire con ozono

    La desinfección con ozono se basa en dicho compuesto, formado por tres átomos de oxígeno, cuya función más conocida es la de protección frente a la peligrosa radiación ultravioleta del sol; pero también es un potente oxidante y desinfectante con gran variedad de utilidades.

    Se trata de un gas azul pálido e inestable, que a temperatura ambiente se caracteriza por un olor picante, perceptible a menudo durante las tormentas eléctricas.

    Debido a la inestabilidad del compuesto éste debe ser producido en el sitio de aplicación mediante unos generadores. El funcionamiento de estos aparatos es sencillo: pasan una corriente de oxigeno a través de dos electrodos. De esta manera, al aplicar un voltaje determinado, se provoca una corriente de electrones en el espacio delimitado por los electrodos, que es por el cual pasa el gas. Estos electrones provocarán la disociación de las moléculas de oxígeno que posteriormente formarán el ozono.

    El ozono así generado es uno de los más potentes oxidantes conocidos, por lo que es capaz de degradar un amplio número de compuestos tóxicos y microorganismos.

    1. CONTAMINACIÓN BIOLÓGICA:

      En cuanto a la contaminación biológica, el ozono actúa indiscriminadamente, ya que no se han determinado límites en el número o especies de microorganismos que puede eliminar: bacterias, virus, protozoos, nemátodos, hongos, agregados celulares, esporas…Así, el ozono desinfecta los recintos cerrados, garantizando un aire por completo libre de microorganismos y por ende, de los problemas que estos pueden generar.

    2. CONTAMINACIÓN QUÍMICA:

      En lo que respecta a la contaminación química del ambiente, el ozono, por su alto poder oxidante, presenta un amplio espectro de acción siendo capaz de interaccionar, desactivándolos, con aldehídos, cetonas, derivados nitrogenados, derivados del azufre, hidrocarburos, ácidos, etc. Esta interacción, se traduce en una mejora del ambiente a nivel de compuestos que:

      • Son nocivos para la salud
      • Enrarecen el ambiente, provocando una sensación de ausencia de oxígeno
      • Producen malos olores
      • Pueden llegar a producir irritaciones, reacciones alérgicas, etc.

    El ozono se revela como oxidante de otros productos químicos muy tóxicos, como es el caso de los gases emitidos en los procesos propios de los laboratorios de prótesis, o el del monóxido de carbono (CO), que convierte en dióxido de carbono (CO2) no perjudicial para la salud.

    Otros compuestos, sin ser nocivos en las cantidades en que se suelen encontrar, influyen en la sensación de ambiente viciado, falto de oxígeno, que a veces se percibe en recintos cerrados; con un suministro adecuado de ozono la sensación de ambiente sano y limpio puede ser restablecida con facilidad.

  • Equipos modulares de purificación

    En puntos especialmente conflictivos en los que generalmente se presentan problemas de olores desagradables y/o altos niveles de contaminación ambiental, es recomendable el uso de purificadores con filtros de aire.

    Los equipos de tratamiento de aire interior de Cosemar Ozono ofrecen la ventaja de llevar a cabo una filtración de alta eficacia que libera el aire de todo tipo de partículas nocivas o simplemente molestas para el ser humano.

    La filtración del aire mediante los tres primeros elementos que conforman nuestros sistemas nos permiten retener partículas de polvo que portan una gran cantidad de alergenos, microorganismos y ácaros. Posteriormente, y tras una filtración de alta eficiencia (HEPA) se produce la desinfección del aire por medio de un catalizador de Dióxido de Titanio y la acción de los rayos Ultra Violeta. Finalmente el aire vuelve al ambiente ionizado.

  • ¿Cómo purifican el aire los iones negativos?

    Prácticamente la totalidad de las partículas que flotan en el aire están cargadas positivamente (cationes). Los “iones” tienen carga negativa, de tal manera que ambos se atraen magnéticamente.

    Cuando en el aire existe una concentración de iones negativos lo suficientemente alta, éstos se unirán a un gran número de partículas flotantes, que de este modo son más pesadas y precipitan, lo que evita que estas partículas sean inhaladas con el aire, pasando al tracto respiratorio, a través del cual pueden resultar perjudiciales para la salud.

    Las partículas precipitadas se eliminan de las superficies en las que se hayan depositado al caer mediante las tareas normales de limpieza.

    En la naturaleza, los iones negativos son generados por procesos naturales como la luz solar, los relámpagos, las olas o los saltos de agua. Las ciudades minimizan la producción natural de iones negativos, interrumpiendo el delicado equilibrio eléctrico entre la atmósfera y la tierra.

  • ¿Cómo funciona el filtro HEPA?

    El término filtro HEPA (High Efficiency Particle Arresting) significa “recogedor de partículas de alta eficiencia”.

    Estos filtros están fabricados con fibra de vidrio muy fina, que forma micro-celdillas capaces de retener partículas de hasta 0,3 µ. En la actualidad se considera el material de filtración más avanzado y eficaz en el campo de la purificación de aire.

    Los filtros de aire HEPA son efectivos tanto para partículas sólidas como líquidas, y son capaces de eliminar el 99,97% de la materia particulada del aire del rango de 0,3 µ, casi 1/300 del grosor de un cabello humano.

  • ¿Cómo funciona el filtro de carbón activado?

    El carbón activo es un carbón que ha sido tratado con oxígeno a fin de abrir millones de poros entre sus átomos, con lo que se obtiene un material de gran capacidad absorbente.

    Los filtros de carbón activo consisten, pues, en un vasto sistema de poros de tamaño molecular. Estos poros absorbentes atraen y fijan químicamente olores, gases y contaminantes líquidos.

  • ¿Cómo funciona la luz ultravioleta UV?

    La luz ultravioleta posee exactamente la energía necesaria para romper enlaces moleculares orgánicos. Al pasar los microorganismos por el haz de rayos de la lámpara de UV, esta rotura de enlaces se traduce en daños celulares (de membrana o del material genético) en el microorganismo (bacterias, virus, hongos, etc.). Esto provoca la destrucción del microorganismo.

    En humanos produce el mismo efecto, pero limitado a la piel y los ojos. Nuestros purificadores de aire aseguran el confinamiento de la luz UV en el interior del aparato, impidiendo que se filtre al exterior, esterilizando únicamente el aire que pasa por el purificador.

  • ¿Qué es la tecnología PCO?

    La tecnología PCO (Photo- Catalytic Oxidation) o de oxidación foto-catalítica, se está imponiendo como una solución ecológica para la eliminación de contaminantes orgánicos tanto en agua como en aire.

    La clave de esta tecnología son las sustancias foto-catalíticas, compuestos que se vuelven extremadamente reactivos al ser expuestos a varias longitudes de onda de luz ultravioleta. El dióxido de titanio (TiO2) es, de entre estos compuestos, el más efectivo y económico. En presencia de contaminantes orgánicos, el TiO2 activado ataca sus enlaces, degradando el compuesto a sus productos finales, como agua y dióxido de carbono. La tecnología PCO es capaz de descomponer casi cualquier tipo de contaminante o compuesto orgánico como bacterias, hongos y virus. Asimismo destruye los compuestos orgánicos volátiles (COV) y algunos compuestos inorgánicos.

  • Agua ozonizada

    Los equipos de Cosemar Ozono de alta desinfección para agua, eliminan eficazmente microorganismos y contaminantes químicos en el simple gesto de lavarse las manos.

    Según el modelo elegido, los equipos desinfectadores de agua se acoplan directamente al grifo, con una sencilla rosca, o pueden tratar toda el agua de entrada, siendo su instalación asimismo sencilla y rápida.

    Además de la ventaja que supone para las manos del personal el uso de un agua con propiedades desinfectantes, capaz de ayudar a la cicatrización y mejora de pequeñas heridas sin ser agresiva con la piel, el agua ozonizada presnte las siguientes ventajas en el lavado del cabello:

  • OPTIMIZA EL TIEMPO DE TRABAJO:

    ya que el ozono se transforma rápidamente en oxígeno, lo que aumenta la concentración de éste en el agua, y con ello el potencial de limpieza de los jabones, con lo que se necesita menos cantidad y menos tiempo para eliminar restos de tintes, jabón y espuma.

  • CONSIGUE UN PELO ESPECTACULAR

    Porque el ozono, por su gran poder oxidante, elimina eficazmente la materia orgánica (grasa, sudor…) del pelo, dilatando sus fibras y dejándolo suave y con más volumen.  Además, el ozono impide la formación de electricidad estática.

  • POTENCIA EL BRILLO DEL PELO

    : el ozono favorece la penetración de champús y demás productos por su efecto humectante, haciendo que el trabajo luzca el doble al dejar un pelo más brillante.

  • PELO MÁS SANO

    : porque el ozono elimina las bacterias causantes de la caspa ayudando asimismo, por su acción antiinflamatoria, a evitar irritaciones de cualquier origen (caspa, tintes…)

  • PODER DE DESINFECCIÓN

    : aparte de las ventajas que aporta para el pelo, el ozono elimina tanto bacterias como hongos y sus esporas, desinfectando perfectamente las manos de los trabajadores, incluso en el caso de pequeñas heridas que pueden infectarse resultando molestas a la hora de trabajar.

Desinfectando las manos cona gua ozonizada se evita el riesgo de contagio (al personal y los clientes) de enfermedades comunes en locales con gran afluencia de público: gripe, catarros, etc., disminuyendo así el peligro de infecciones en personas especialmente sensibles o inmuno-deprimidas.

Solución: Desinfección de peluquerías con ozono

La solución para la desinfección ideal de peluquerías se puede llevar a cabo con alguno de nuestros purificadores de aire y generadores de ozono, que atrapan los microorganismos y productos químicos nocivos del aire, utilizando sistemas eficaces e inocuos y los eliminan mediante las tecnologías más innovadoras.


Descárgate ahora nuestro informe técnico. Desinfección de peluquerías con ozono
Descargar Informe

¿Quieres más información?

 Contacta ahora y te informaremos de las ventajas del ozono como desinfectante






Confirmo que he leído la Política de Privacidad


Otras soluciones de Desinfección Ambiental que te podrían interesar