¿Cómo desinfectar restaurantes?

En la siguiente solución vamos a tratar cómo desinfectar restaurantes, asadores, parrilladas, hamburgueserías y otros establecimientos en los que se hacen y se sirven comidas y las ventajas y beneficios tiene hacerlo con ozono.

¿Cómo desinfectar restaurantes?

Indice:


¿Cómo desinfectar restaurantes? Introducción

Los ambientes interiores tales como restaurantes, hamburgueserías y otros establecimientos dónde se sirven comidas son espacios en los que, a menudo, la percepción de olores desagradables genera quejas sobre la calidad del aire. En la práctica, se pide que el aire que se respira, además de no representar ningún peligro para la salud, resulte fresco y agradable.

La sensación de ambientes viciados, con olores a comida y humos de diverso origen suelen hacernos desistir de entrar en locales en los que se perciben estos problemas.

Además, en cuanto a seguridad alimentaria, en el caso de restaurantes, la calidad del aire supone un problema doble, al implicar no sólo a los clientes, que reclaman un aire limpio y sin olores sino, y en mayor medida, a la calidad de las comidas que se elaboran, expuestas a posibles contaminantes del exterior durante toda la jornada.

Tanto en las salas comunes, donde la contaminación del aire suele ser alta por la carga que portan los propios clientes, como en las zonas de preparación, los tratamientos de desinfección de Cosemar Ozono aseguran la consecución de un espacio saludable y unos alimentos seguros.

Problemas específicos en restaurantes

Debido a las diferentes tareas que se llevan a cabo en un restaurante, el aire de las instalaciones presenta contaminantes de diversa naturaleza, desde partículas sólidas en suspensión (incluidos microorganismos y sus esporas) a gases, más o menos tóxicos, generadores de malos olores.

  1. SALONES Y COMEDORES

    En cualquier recinto cerrado existen riesgos generalizados a causa de las tareas inherentes al local y que comprometen la calidad del aire respirable en ciertas zonas, pudiendo llegarse a la situación de que el mayor riesgo para quien concurra al local sea, sencillamente, el hecho de respirar.En cuanto al tipo de microorganismos que puede haber en los sdalones de un restaurante, tanto en alimentos como en aire, se cuentan las bacterias, hongos, virus y protozoos.

    Además, las personas, las plantas y los insectos pueden servir como portadores de agentes biológicos hacia el interior de los locales, o bien como fuentes potenciales de los mismos. El vector de transmisión más importante de este tipo de contaminación, de hecho, son las propias personas, que de sus ropas o fluidos la pasan al aire, donde los microorganismos y sus esporas pueden permanecer flotando un tiempo indefinido hasta encontrar un huésped, que puede ser otra persona o los alimentos en preparación o almacenados.

    Sin embargo, siendo objetivamente un problema menor, la preocupación principal de los clientes de un restaurante es el olor a comida (a fritanga), que puede llegar a impregnar la ropa o incluso el pelo de los comensales, persisitiendomucho tiempo después de abandonar el local.

    A veces se intenta enmascarar los olores con ambientadores, lo que en realidad agrava el problema, ya que la mezcla de ambos olores puede resultar incluso más dessagradable.

  2. COCINAS

    El principal problema en cocinas, en cuanto a seguridad alimentaria se refiere, es la posible contaminación microbiológica de los alimentos. El riesgo que esto implica puede teenr consecuencias funestas para cualquier restaurante, ya que una vez identificado el foco de una toxiinfección alimentaria, los perjuicios a la imagen del local son irreparables.La contaminación puede provenir de la propia materia prima, de una higiene y desinfección incorrectas en aire, superficies y utensilios, o de una incorrecta manipulación de los alimentos, que permita la proliferación de microortaniosmos patógenos como Salmonella, Listeria, etc.

    En todas las cocinas hay circuitos limpios y sucios, por lo que en el concepto de marcha hacia delante ambos deben ir siempre paralelos y no cruzarse jamás.

    Aunque todas las zonas generan residuos, tres de ellas son las principales: la zona de vegetales y frutas, la de lavado de vajillas, ollas y cacerolas, y la de preparación de carnes y pescados. Estas zonas, en caso de no ser tratadas convenientemente, pueden constituirse en reservorios de gérmenes y provocar una contaminación cruzada.

  3. ALMACENES Y CÁMARAS FRIGORÍFICAS

    Ya en el momento de introducir en las cámaras o almacenes productos alimenticios, se encuentran en su superficie numerosos microorganismos.Esta contaminación por gérmenes nocivos empieza inexorablemente al iniciarse las operaciones de manipulado y transporte, y su consecuencia es el acortamiento de la vida útil del producto, ya sea este elaborado o materia prima, porque hongos y bacterias inician y aceleran los procesos de putrefacción que el frío únicamente consigue ralentizar, ya que no elimina por completo los microorganismos.

    En las cámaras, además, es frecuente el problema de la mezcla indeseada de olores y sabores, lo que impide en ocasiones el aprovechamiento óptimo del espacio.

  4. CUARTOS DE BASURA

    Los residuos más habituales en restauración son restos de comida, desechos de materias primas generados durante los procesos de acondicionamiento y preparación de las mismas, productos caducados y en mal estado fruto de una inadecuada manipulación o conservación, envases y embalajes.

    Son también residuos los aceites de fritura usados, aunque puedan ser utilizados por otras industrias como materias primas. Estos aceites pueden ser recogidos por empresas autorizadas.

    Como vemos, la mayor parte de los desperdicios que se generan en restauración son materia orgánica, lo que facilita el crecimiento de microorganismos, pudiendo ser un importante foco de contaminación si estos restos no se evacuan o ubican en zonas separadas de las de elaboración.

    Además, en estos lugares, es normal la aparición de olores desagradables que pueden llegar a filtrarse a cocinas y salones.

  5. CUARTOS DE BAÑO

    Dentro de los problemas debidos a la contaminación química, hay que reseñar, como ya se ha mencionado, el desagradable olor a desagües que impregna no sólo el aire del recinto donde se genera el olor, sino el aire de todo el local, así como la ropa del personal. En algunos casos, las bajantes de cuartos de baño o un mal diseño de la obra de fontanería provoca la aparición de malos olores que a veces se trata de enmascarar con ambientadores químicos. Asimismo no es inususal que algún cliente olvide tirar de la cadena tras usar el aseo.

    La percepción de un olor por el ser humano genera una respuesta de tipo psico-fisiológico que justifica la importancia que en la vida diaria tiene el sentido del olfato. Así pues, para establecer la calidad de un aire no es suficiente con conocer la composición del mismo, sino que hay que tener en cuenta su impacto en las personas que lo respiran.

  6. LA HIGIENE DE LAS MANOS

    Las manos del personal manipulador pueden constituir una fuente importante de contaminación biológica. A la hora de mantener unas condiciones óptimas de salubridad en cualquier centro de trabajo, uno de los puntos más importantes lo constituye una correcta actitud de los trabajadores en cuanto a lo que a higiene personal se refiere, ya que, aunque los contagios de las enfermedades más comunes se suelen producir a causa de la transmisión de los microorganismos por vía aérea y principalmente cuando una persona enferma tose o estornuda, las personas frecuentemente se contagian al tocar algo que tiene el virus y luego llevarse las manos a la boca o la nariz.

    Esto puede, igualmente, contaminar cualquier alimento manipulado con las manos sucias.

    A este respecto, el lavado de manos es una medida básica de higiene personal, así como la medida de higiene más importante para reducir la transmisión indirecta de los virus de la gripe.

    En un restaurante resulta especialmente importante conseguir una perfecta desinfección de manos del personal, sobre todo en el momento de manipular alimentos, ya que la contaminación cruzada se produce con suma facilidad.

EN RESUMEN

Dentro de la restauración pueden darse diferentes prácticas que favorezcan la contaminación y crecimiento de microorganismos en todas las fases del proceso y en todos los puntos del establecimiento:

  • Conservación de los productos a temperatura ambiente o con refrigeración insuficiente.
  • Manipuladores portadores de infección (virus, coliformes…)
  • Cocinado insuficiente de alimentos contaminados y/o escaso recalentamiento
  • Limpieza y desinfección insuficiente de equipos y utensilios de cocina.

Estas prácticas resultan peligrosas debido a la contaminación ambiental, factor de riesgo importante ya que es la causa de la descomposición de los alimentos al depositarse sobre ellos microorganismos y esporas que flotan en el ambiente y encuentran allí las condiciones de humedad, temperatura y sustento que necesitan para proliferar.

Es por ello fundamental mantener los niveles de microorganismos en aire ambiente en los niveles más bajos posibles.

Además, y debido a que en este sector se manipulan todo tipo de alimentos, con el riesgo que esto supone, resulta fundamental no solo cuidar la higiene del personal, los procesos de elaboración, recepción o mantenimiento, sino también el entorno y los medios con que todas estas actividades se llevan a cabo

¿Qué importancia para tu restaurante tiene evitar críticas como esta?

evitar críticas de malos olores en restaurantes

Restaurantes saludables

Un restaurante saludable es un espacio libre de contaminantes, sin olores, sin virus, hongos ni bacterias en superficies textiles, paredes, techos, suelos y sobre todo en el aire respirable.

Sabías que …

“Los purificadores de aire de Cosemar Ozono no sólo eliminan los olores indeseables en los restaurantes, (cafeterías, bares) sino que también garantizan la calidad microbiológica del ambiente y contribuyen a la seguridad  de los alimentos que se consumen en ellos.

Ventajas y beneficios de desinfectar y eliminar malos olores en restaurantes

  • Reducción de costes laborales y logísticos

    Con la utilización de nuestra tecnología y con el apoyo de nuestros servicios, Cosemar Ozono garantiza un sistema eficaz de desinfección y desodorización que permite evitar el abuso de ambientadores y desinfecciones de choque en los climatizadores, quedando su uso limitado a lo que es su verdadero fin.Esto conlleva un importante ahorro económico y soslaya riesgos de infecciones o alergias a terceros, tanto en lo que se refiere a clientes como a trabajadores, disminuyendo el absentismo laboral y proporcionando un ambiente fresco y limpio.

    Asimismo, el garantizar un aire libre de microorganismos reduce en gran medida el peligro de contaminación cruzada en los alimentos que, si además son lavados con agua ozonizada, estarán libres de toda contaminación biológica y química, asegurando la satisfacción del cliente, y alargando su vida útil.

  • Minimiza los riesgos de contagio de la gripe y otras enfermedades

    La forma de transmisión entre seres humanos de la gripe se produce por vía aérea, y principalmente cuando una persona con gripe tose o estornuda. Algunas veces, las personas pueden contagiarse al tocar algo que tiene el virus de la gripe y luego llevarse las manos a la boca o la nariz.El periodo de transmisibilidad de este tipo de virus puede oscilar entre las 24 horas anteriores a la aparición de la sintomatología, durante todo el periodo de persistencia de los síntomas, y hasta 7 días después del inicio de los mismos.

    Las gotitas de saliva expulsadas al toser o estornudar pueden entrar en contacto con la boca o nariz de las personas que se encuentran cerca o depositarse en las superficies (mesas, pomos de la puertas, objetos…) permaneciendo allí hasta un máximo de 2 días, de ahí la importancia de mantener, reforzar y establecer nuevos procedimientos de medidas higiénicas en los restaurantes.

    Existen unas zonas comunes como son comedores, cocinas, aseos, etc., que requieren una mención especial. Si bien las medidas de higiene son importantes en todo el recinto, en estas áreas la importancia es mayor dado el elevado tránsito de personas por ellas a lo largo del día. Es conveniente extremar las medidas de higiene en las mismas.

    Se puede aumentar la seguridad de los locales mediante el tratamiento de aire con purificadores o con ozono, que eliminan cualquier tipo de partícula, biológica o química, proporcionando un aire limpio en todo momento.

    Por otra parte, el lavado de manos es la medida de higiene más importante para reducir la transmisión indirecta de los virus de todo tipo.

    La higiene de manos con jabón y agua es el método recomendado para ello. El agua ozonizada es incluso más eficaz en la eliminación de virus.

  • Ventajas en el almacenaje de alimentos

    Los objetivos esenciales de la ozonización en la conservación de alimentos son cuatro:

    • La asepsia de los locales de manipulación, conservación y distribución de alimentos.
    • La disminución de las pérdidas de peso de los alimentos durante su almacenaje.
    • La desodorización absoluta de los locales y supresión de la transmisión de olores de unos alimentos a otros.
    • La posibilidad de mantener los alimentos en estado óptimo durante más tiempo de almacenaje.

    El ozono, al poder ser aplicado en aire, asegura la destrucción de los numerosos microorganismos, que se encuentran en la superficie de los productos alimenticios al introducirlos en las cámaras frigoríficas.

    Esta contaminación por gérmenes nocivos empieza inexorablemente al iniciarse las operaciones de manipulado y transporte. Manteniendo la cámara de esta manera, en las condiciones más asépticas posibles, se dificulta en gran medida el riesgo de contagio de una pieza a otra dentro de la misma cámara.

  • Mejora de imagen: eliminación de olores

    Como empezamos diciendo, los locales cerrados son espacios en los que, a menudo, la percepción de olores desagradables nos disuade de entrar, o deja una impresión muy negativa de nuestra experiencia en ese local.Es habitual, cuando aparece este tipo de problema, recurrir al uso de ambientadores que palien, en alguna medida, las incomodidades y quejas que ocasionan.

    El principal inconveniente de estos productos (sin mencionar la pobre imagen que dan, ya que parecen proclamar la existencia del problema que se quiere encubrir) es que enmascaran el olor en cuestión sin llegar a eliminarlo, por lo que el resultado puede percibirse como algo aún más desagradable y molesto para el olfato. Máxime en establecimientos donde el olfato juega un importante papel a la hora de saborear y apreciar un plato.

    Con una adecuada purificación del aire, y/o un pequeño suministro de ozono, además del ahorro en consumibles que supone el eliminar el uso de ambientadores químicos, la sensación de ambiente sano y limpio puede ser restablecida con facilidad en recintos cerrados en los que se encuentran compuestos que, sin ser nocivos en las cantidades en que se suelen hallar, influyen en la sensación de ambiente viciado y falto de oxígeno.

    La acción desodorante del ozono no es debida a un simple efecto de camuflaje del olor, sino que se trata de una verdadera destrucción química de éste, al descomponerse las moléculas que lo provocan.

    Los purificadores de aire y el ozono, en suma, destruyen toda clase de olores desagradables, teniendo su mayor acción frente a los olores de procedencia orgánica (derivados de cuartos de baño, humos, cañerías, presencia de personas, etc.)

Vídeo

Solución de desinfección y eliminación de malos olores para restaurantes

Gracias a la acción de nuestros generadores de ozono, garantizamos un ambiente agradable y sin malos olores, espacios con un aire puro, limpio y natural, ya que incorporan diferentes filtros capaces de retener todo tipo de partículas, además de aportar la desinfección del ozono.

Nuestros equipos impiden la multiplicación de microorganismos utilizando sistemas eficaces e inocuos y los eliminan mediante las tecnologías más innovadoras. La solución para la desinfección ideal de un restaurante se puede llevar a cabo con alguno de nuestros purificadores de aire aparatos de ozono.

En Cosemar Ozono Llevamos a cabo revisiones periódicas de nuestros equipos, así como controles microbiológicos de la calidad del aire ambiente, emitiendo posteriormente un informe con los resultados resultados obtenidos y un certificado de desinfección.

Clic en el siguiente enlace para saber que es un hotel saludable.


Descárgate ahora nuestro informe técnico. Olores Horeco con ozono
Descargar Informe

¿Quieres más información?

 Contacta ahora y te informaremos de las ventajas del ozono como desinfectante






Confirmo que he leído la Política de Privacidad


Otras soluciones de Desinfección Ambiental que te podrían interesar