¿Cómo desinfectar hoteles?

En la siguiente solución vamos a tratar cómo desinfectar hoteles, hostales y pensiones y las ventajas y beneficios tiene hacerlo con ozono.

¿Cómo desinfectar hoteles?

Indice:


¿Cómo desinfectar hoteles? Introducción

La calidad del aire interior, incluida la de las viviendas, se ha convertido en un problema de salud ambiental, como el control de la calidad del aire en el exterior o la exposición en el trabajo

El nuevo RITE del 2007 establece las categorías mínimas exigibles de calidad de aire interior (IDA) en función del uso de los edificios; así el aire de locales comunes de hoteles y similares está clasificado como IDA2: (aire de buena calidad).

Sabías que …

La calidad del aire interior comenzó a considerarse un problema a finales de los 60, aunque los primeros estudios no se llevaron a cabo hasta unos diez años después.

Parece, a priori, lógico pensar que para que la calidad del aire sea buena, éste debe contener los componentes necesarios en proporciones apropiadas.

Sin embargo, en realidad es a través del usuario (de su respiración), como mejor puede valorarse su calidad. La razón está en que el aire inhalado se percibe perfectamente a través de los sentidos, ya que el ser humano es sensible a los efectos olfativos e irritantes de cerca de medio millón de compuestos químicos.

Por consiguiente, si los ocupantes de un edificio están todos satisfechos con el aire, se dice que éste es de alta calidad, y de mala calidad si sucede lo contrario.

Esto es perfectamente aplicable al caso de los hoteles, en los que el aire debe percibirse como de calidad (es decir: no percibirse en absoluto), sin olores desagradables ni sustancias irritantes o alergénicas. Pero además debe tener una calidad microbiológica alta, porque aunque ésta no se percibe a través de los sentidos, puede llegar a ocasionar problemas de salud más serios que un simple mal olor.

Así, los tratamientos ambientales de Cosemar Ozono garantizan espacios seguros, agradables y saludables.

Problemas frecuentes

Algunos de los problemas frecuentes que se presentan en los hoteles:

  1. Contaminación microbiológica

    Los microorganismos son un componente normal y esencial de los ecosistemas. Por ejemplo, en el suelo y en la atmósfera suelen hallarse diversos hongos y bacterias saprófitos que se nutren de materia orgánica muerta del medio ambiente, los cuales se han detectado también en el medio ambiente de interiores.

    Tanto en las zonas comunes de los hoteles como en las habitaciones se puede dar una falta de desinfección en sillas, sofás, paredes, techos, cortinas, suelos y colchas. Falta de desinfección en los conductos de aire acondicionado o splits.

    Picaportes, mandos a distancia, teléfonos, picaportes y demás objetos de uso común no suelen ser desinfectados regularmente, por lo que tienden a representar un riesgo nada desdeñable de contaminación microbiológica, con las subsiguientes consecuencias de contagios de enfermedades (como la gripe) al ser tocados por un portador enfermo y posteriormente por un nuevo huésped sano.

  2. Contaminación química

    Si habláramos de materiales de construcción, muebles y sistemas de ventilación como los utilizados hace 50 años, cuando predominaban el ladrillo, la madera y el acero, se podría considerar a las personas como única fuente de contaminación del aire interior. Sin embargo, los materiales utlizados en la actualidad añaden otro tipo de contaminación al aire de interiores: la química.

    Todos los materiales generan contaminación, unos en pequeña y otros en gran cantidad, y juntos contribuyen al deterioro de la calidad del aire interior.

  3. Olores

    Una parte importante de la calidad del aire interior, como ya hemos señalado, es su olor: éste suele ser el parámetro definitorio.

    La combinación de un cierto olor con el leve efecto irritante de un compuesto en el aire de un interior puede conducirnos a definir su calidad como “fresca” y “limpia” o como “viciada” y “contaminada”. Por consiguiente, el olor es muy importante al definir la calidad del aire interior. Aunque los olores dependen objetivamente de la presencia de compuestos en cantidades superiores a sus umbrales olfativos, a menudo se evalúan desde un punto de vista estrictamente subjetivo.

    Desde el punto de vista de la percepción, son cuatro las características que nos permiten definir y medir los olores: intensidad, calidad, tolerabilidad y umbral. Sin embargo, es muy difícil “medir” los olores desde un punto de vista químico en el aire interior.

    Por esa razón la tendencia es eliminar los olores “malos” y utilizar, en su lugar, los considerados buenos con el fin de dar al aire una calidad agradable. El problema se plantea, en estos casos, cuando se intenta el enmascaramiento de los malos olores con otros agradables. Este intento  suele fracasar, ya que pueden reconocerse por separado olores de muy diferentes calidades, y el resultado es imprevisible.

Hoteles saludables

Un hotel saludable es un espacio libre de contaminantes, sin olores, sin virus, hongos ni bacterias en superficies textiles, paredes, techos, suelos y sobre todo en el aire respirable.

Sabías que …

hoteles saludables
Hoteles Saludables

“Cosemar Ozono, consciente de que su esfuerzo por ofrecer a sus clientes unas mejores instalaciones debe ser reconocido como una importante diferenciación de la competencia, emite una Certificación Oficial de Desinfección y nuestra marca de garantía, “Hoteles Saludables”.

Un hotel saludable es aquel que asegura unos niveles de desinfección óptimos para la salud gracias al sistema de desinfección de Cosemar Ozono, y que disponen de este logotipo como distintivo y sello oficial.”

Ver más información sobre hoteles saludables.

 

Ventajas del tratamiento de aire de hoteles con Cosemar Ozono

La calidad del aire afecta a la seguridad e imagen del hotel, que, evidentemente no deben permitirse descuidar detalles tan relevantes como la higiene de las habitaciones y zonas comunes, cuestión que puede implicar riesgos para la salud de sus huéspedes además de comprometer la imagen del hotel en caso de contagios, alergias u olores indeseables que pueden presentarse ocasionalmente por diversos motivos.

  1. TRATAMIENTO DEL AIRE EN CONTINUO

    Dosificar pequeñas cantidades de ozono a través de falsos techos o los conductos de aire acondicionado, de manera que el aire del interior de las habitaciones esté en todo momento libre de microorganismos y contaminantes químicos de todo tipo, proporcionando un ambiente agradable, fresco y libre de malos olores.

    Asimismo, este tratamiento es excelente para mantener la higiene y la sensación de aire fresco en pasillos y, sobre todo, en la cafetería y el hall, donde puede haber olores y niveles altos de contaminación al ser zonas de importante afluencia de personas; el ozono puede aplicarse, como ya se ha indicado, a través de los conductos de los equipos de aire acondicionado que abastecen esas zonas.

  2. DESINFECCIÓN DIARIA DE HABITACIONES

    Recomendamos, tras el oportuno cursillo de formación al personal de limpieza, la implantación de una rutina, durante el cambio diario de sábanas, para la desinfección de tapicerías y alfombras con el cañón de ozono de Cosemar Ozono, de manera que tras cada cambio, las habitaciones queden desinfectadas y libres de cualquier tipo de olor, incluido el del tabaco en las habitaciones de fumadores, que llega a impregnar cortinas, colchas, moquetas, etc.

  3. PUNTOS PROBLEMÁTICOS

    En el caso de existir habitaciones o zonas con problemas concretos de olores desagradables o aire viciado, proponemos la instalación, en dichos puntos conflictivos, de equipos modulares de purificación del aire de Cosemar Ozono.

  4. REDUCCIÓN DE COSTES ENERGÉTICOS

    En muchas ocasiones, los climatizadores funcionan de manera continuada las veinticuatro horas del día a fin de evitar problemas de olores y ambientes cargados. Esto implica un alto coste, tanto energético como medioambiental, además de suponer en sí un riesgo si, por cualquier motivo, se produce una colonización de los conductos por parte de microorganismos indeseables que pueden llegar a contaminar el aire de las habitaciones.

    Con la instalación de un sistema eficaz de desinfección y desodorización como el que Cosemar Ozono ofrece, se evita el abuso de los climatizadores, quedando su uso limitado a lo que es su verdadero fin, las cuestiones de temperatura, y no el de disimular olores desagradables; esto implica un importante ahorro energético y evita riesgos de infecciones o alergias, proporcionando un ambiente fresco y limpio.

  5. SUPRESIÓN DE AMBIENTADORES QUÍMICOS

    Los ambientes interiores de habitaciones o salas de uso común de hoteles, son espacios en los que, a menudo, la percepción de olores desagradables genera quejas sobre la calidad del aire.

    Es habitual, cuando aparece este tipo de problema, como ya se ha señalado, recurrir al uso de ambientadores que palien, en alguna medida, las incomodidades y quejas que ocasionan.

    El principal inconveniente de estos productos (sin mencionar la pobre imagen que dan, ya que parecen proclamar la existencia del problema que se quiere encubrir) es que enmascaran el olor en cuestión sin llegar a eliminarlo, por lo que el resultado puede percibirse como algo aún más desagradable y molesto para el olfato. Además, dependiendo del ambientador y las personas a él sometidas, puede generar reacciones alérgicas por los productos químicos incluidos en su formulación.

    Con un suministro adecuado de ozono, además del ahorro en consumibles que supone al eliminar el uso de ambientadores químicos, la sensación de ambiente sano y limpio puede ser restablecida con facilidad en recintos cerrados en los que se encuentran compuestos que, sin ser nocivos en las cantidades en que se suelen hallar, influyen en la sensación de ambiente viciado y falto de oxígeno.

    La acción desodorizante del ozono no es debida a un simple efecto de camuflaje del olor, sino que se trata de una verdadera destrucción química de éste, al descomponerse las moléculas que lo provocan

Vídeo

Solución de desinfección para hoteles

Nuestros equipos de ozono impiden la multiplicación de microorganismos utilizando sistemas bacteriostáticos y los eliminan mediante biocidas ecológicos.

La solución para la desinfección ideal de un hotel con ozono se puede llevar a cabo con alguno de nuestros aparatos de ozono.


Descárgate ahora nuestro informe técnico. Desinfectar hoteles con ozono
Descargar Informe

¿Quieres más información?

 Contacta ahora y te informaremos de las ventajas del ozono como desinfectante






Confirmo que he leído la Política de Privacidad


Otras soluciones de Desinfección Ambiental que te podrían interesar