¿Cómo combatir las bacterias fitopatógenas?

Combatir las bacterias fitopatógenas. Las bacterias se caracterizan por colonizar las plantas a medida que estas van madurando. Las bacterias cuando llegan a formar colonias suelen poderse ver formando agregados en medios líquidos o bioflims en plantas entre otras.

Bacterias fitopatógenas: ¿Cómo combatirlas?

¿Qué son las bacterias? Las bacterias son microorganismos unicelulares, de aproximadamente 1-2 µm de tamaño por lo que su identificación y visualización está acompañada del uso de microscopios. Las bacterias pueden ejercer dentro de las plantas un efecto benéfico o dañino.

En cuanto a su función como control biológico se necesitan colonias bastante grandes (106 Unidades Formadoras de Colonia/milímetro), pasa exactamente lo mismo si son bacterias fitopatógenas.

Las bacterias fitopatógenas viven por lo general cerca de las plantas que son atacadas por estas mismas y habitualmente no son patógenas para humanos y animales.

La bacterias fitopatógenas provocan enfermedades a los cultivos

Al igual que en la industria alimentaria, las bacterias fitopatógenas causan enfermedades serias a los cultivos en el sector agrícola, pero siempre en menor número que los hongos o los virus, y también ocasionan relativamente menores daños y costos económicos.

La mayoría de las plantas, silvestres y cultivadas tienen inmunidad innata o resistencia a muchos patógenos. Sin embargo, muchas plantas pueden hospedar fitopatógenos sin desarrollar síntomas (asintomáticas).

Algunas de las especies que causan bacteriosis tienen fases de estar asociadas a la planta, pero cuando las condiciones climatológicas o de cultivo es cuando empiezan a multiplicar su población y generar el ataque. Originan un gran número de síntomas que dependen del tipo de bacterias, el tipo de huésped, y sus estados tanto fenológicos como fisiológicos.

Ademas las condiciones del ambiente influyen determinantemente en el éxito o no de la colonización.

Los síntomas se pueden reducir en 5

  • manchas en las hojas o frutos
  • marchitamiento en plantas leñosas así como en plantas herbáceas.
  • proliferación de tumores.
  • Roñas o costras
  • las famosas podredumbres blandas.

La mayor parte de las plantas pueden ser atacadas por una o más bacterias y las perdidas siempre son variables.

Existen algunas bacterias que son de especial importancia y que se les considera factores limitantes de la producción de algunas especies y en ciertas zonas.

De este grupo de bacterias, caben destacar:

  • El fuego bacteriano de las rosáceas generado por Erwinia amylovora.
  • La mancha bacteriana producida por Xanthomonas
  • La marchitez bacteriana de la patata causada por Ralstonia.
  • La podredumbre anular de la patata que la genera Clavibacter, o también causado por el género Clavibacter, el chancro bacteriano del tomate.

Estos ejemplos anteriores están considerados organismos nocivos de cuarentena en la Unión Europea.

Existen otras importantes debido a la cantidad de géneros que afectan a lo largo del mundo. Estas son:

  • Pectobacterium y Dickeya, que provocan podredumbres blandas en hortícolas y ornamentales.
  • Agrobacterium, que produce tumores en más de 500 especies vegetales

La tabla representa todos los géneros y especies de bacterias fitopatógenas para que su clasificación sea mucho más fácil.

Géneros y especies de bacterias fitopatógenas
Géneros y especies de bacterias fitopatógenas

¿Cómo combatir las bacterias que afectan a las plantas?

El control como tal de las bacteriosis resulta una tarea complicada y casi imposible. Estos métodos de control se basan en operaciones sobre todo de prevención y cura de las plantas afectadas.

Las estrategias que se toman para evitar o eliminar las bacterias de los cultivos son:

Prácticas culturales: destacan la rotación de cultivos, solarizaciones de suelo, aplicación de calor, eliminación de plantas afectadas, control del riego, etc.

Lucha química: existen pocas materias activas permitidas y su eficacia suele ser media no siendo este el mejor método.

Control biológico: Se sitúa como una buena alternativa a la ineficacia y el riesgo del uso de químicos

Métodos físico-químicos: El ozono es una alternativa perfecta a los químicos debido a que no deja residuos y tiene un alto poder biocida.

En el siguiente enlace puedes ver algunas soluciones con ozono para la agricultura.

También te puede interesar leer alguno de los siguientes artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *