Tratar agua con ozono

El ozono es el método de desinfección de agua que más ventajas aporta: tratar agua con ozono no deja olor en el agua, no le cambia el sabor, y se descompone rápidamente sin dejar residuos químicos porque está formado por el elemento que conforma el treinta por ciento del agua: el oxígeno.

La molécula de ozono está formada por tres átomos de oxígeno, que en estado normal, cuando se encuentra en el aire, solamente cuenta con dos átomos. Sin embargo, el agua la forman dos partes de hidrógeno y una de oxígeno. Esta inestabilidad es una ventaja, pues si inyectamos ozono en el agua se combina rápidamente con la materia orgánica (partículas en suspensión, microbios) descomponiéndola y volviendo a su forma original de oxígeno biatómico.

¿Por qué desinfecta el agua un tratamiento con ozono?

El ozono desinfecta el agua de forma efectiva porque su forma química es muy inestable y se combinará con, prácticamente, cualquier partícula que encuentre.Esta combinación es desinfectante, pues los microbios y bacterias, al combinarse con el ozono en el agua, morirán, pasando a ser simplemente una parte de materia inerte, totalmente inofensiva.

El ozono es el método de desinfección de agua que más ventajas aporta: no deja olor, no cambia el sabor y no deja residuos

Normalmente, si se utiliza la cantidad de ozono adecuada suministrada con un generador de ozono, no debe sobrar ozono tras la reacción química de desinfección del agua con ozono. Sin embargo como no es fácil conocer la calidad del agua de antemano, tampoco sabremos la cantidad de ozono necesaria para su desinfección.Sin embargo este problema no debe ser una preocupación, pues el generador de ozono utiliza como materia prima el aire del ambiente, y el exceso de desinfectante puede volver al aire tan fácilmente como se ha tomado de él, descomponiéndose como decíamos en oxígeno y CO2.

En resumen, la solución de tratamientos de agua con ozono se puede llamar el método perfecto, pues no necesita de materia prima, no deja residuos molestos ni afecta el olor, el sabor ni el color del agua.

También te puede interesar leer alguno de los siguientes artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *