Conservación de rúcula procesada

Conservación de rúcula procesada. En este trabajo se evalúa el efecto de la luz UV-C y el ozono gaseoso en la conservación de rúcula precortada refrigerada. Se trabajo con hojas de rúcula (Euruca sativa Mill) libre de defectos y recién cosechadas. Las verduras se cortaron en tiras y se lavaron posteriormente.

El Ozono y luz UV-C muestran su utilidad en la conservación de rúcula procesada

Se evaluó el efecto de la luz UV-C y el ozono gaseoso en la conservación refrigerada de rúcula precortada, trabajando con hojas de rúcula (Euruca sativa Mill) libre de defectos y recién cosechadas.

Estas se lavaron, cortaron en tiras de 1 cm, higienizaron con agua clorada y escurrieron. Las hojas se irradiaron con las siguientes dosis de luz UV-C: 0,5; 1,0; 1,5 y 2,0 J/cm2 y con ozono gaseoso por 10 minutos con las siguientes concentraciones: 0,5; 1,0; 1,5 y 2 ppm.

Las muestras de la rúcula se recubrieron con polipropileno de permeabilidad conocida y se almacenaron en cámaras frigoríficas de frutas y verduras a 5ºC durante 12 días.

En función de los parámetros evaluados en este trabajo (el cual representa la primera parte de un estudio más completo), se podrían aplicar las dosis de UV-C 1,0 y de 1,5 J/cm2 y de 1,5 y 2,0 ppm de ozono en estudios posteriores, a fin de diseñar un proceso de elaboración para rúcula precortada con el fin de prolongar su vida útil con cargas microbianas lo más bajas posibles y acordes a este tipo de alimento.

Clic en el siguiente enlace para ver otras soluciones de desinfección con ozono aplicadas a la agricultura.

También te puede interesar leer alguno de los siguientes artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *