Ozonizador para eliminar olores a zapatos

El problema de unos zapatos malolientes es algo frecuente para muchas personas, sobre todo después de una larga jornada de trabajo o de una fiesta, pero prevenirlo y atajarlo es posible gracias al ozono.

Ese olor que tira para atrás puede ser consecuencia de varios factores, como el material con el que está hecho del zapato, la transpiración del pie o la falta de higiene de pies y calzado. Precisamente, en este último punto es donde el ozono nos ayuda a solucionar el problema de forma rápida y eficaz.

La higiene de los pies es un factor fundamental a la hora de desencadenar estas molestas situaciones. Hemos de intentar llevar las uñas cortas, secarlos bien después de lavarlos y utilizar calcetines de algodón, nunca de nylon.

Eliminar el mal olor de los zapatos

Nos servimos de la versatilidad del ozono para acabar también con los malos olores corporales, incluido el olor a pies, a través de un proceso llamado ozonólisis que cuida e higieniza nuestra piel. Basta con baños diarios con agua ozonizada durante unos minutos para conseguir buenos resultados.

Por lo tanto, la doble limpieza de pies y calzado con ozono disuelto en agua y aire, respectivamente, nos proporciona una doble manera de prevenir el terrible olor a zapatos en casa o allí donde estemos.

Con respecto a la higiene del calzado podemos recurrir a remedios caseros de todo tipo, como introducirlos en el congelador envueltos en una bolsa o echar en su interior unas gotas de aceite de árbol de té.

Sin embargo, si buscamos eficacia, facilidad de uso y garantía de higiene total, mejor recurrir al ozono. Unos zapatos que huelen mal pueden higienizarse fácilmente con generadores de ozono.

Con su uso aprovechamos el poder desinfectante de este gas natural, que acaba en minutos con las bacterias y microorganismos responsables de los compuestos malolientes. El resultado será refrescante y totalmente inofensivo para la salud.

Podemos hacerlo de dos maneras: introduciendo los zapatos en una bolsa a la que aplicaremos durante unos minutos un ozonizador de aire o bien utilizaremos equipos especiales, útiles tanto para el uso en un armario zapatero como en zapatos individuales, como las hormas de ozono.

En minutos acabaremos con los olores desodorizando el armario o el zapato en concreto (ya sea deportivo o de cualquier otro tipo), eliminando microorganismos de todo tipo, incluyendo el exceso de humedad, mohos y hongos. Igualmente puede utilizarse en zapaterías o lugares donde se comparten los zapatos, como una sala de bolos o una tienda de alquiler de calzado.

También te puede interesar leer alguno de los siguientes artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *