¿Cómo combatir las alergias al polen?

La alergia es un proceso en el que influyen varios factores, en el que algunas personas reconocen una sustancia conocida con el nombre de alérgeno como extraña y las inducen a tener una respuesta de su  sistema inmunológico  lo que se traduce en una serie de manifestaciones de tipo clínico, conocidas como reacciones alérgicas.

Durante la época de la primavera es cuando se producen la mayoría de estas reacciones ya que es el período en el que gran parte de las plantas y de los árboles producen el polen, sustancia a la que es alérgica casi un 15% del total de la población mundial.

Esta sustancia consiste en un polvo de color amarillento y de un tamaño muy reducido, que en el momento en que se dispersa se hace prácticamente invisible, pero que aún así nuestro cuerpo puede reconocer como una sustancia enemiga a la que debe destruirse.

La alergia primaveral y concretamente la alergia al polen, pueden  llegar a producir  una rinitis estacional cuyos síntomas pueden variar de unas personas a otras, pero que por regla general se caracterizan por un excesivo picor de ojos así como una irritación poco común de la nariz y de la garganta.

Para combatir todos estos síntomas es aconsejable recurrir a los purificadores de aire que permiten reducir considerablemente la cantidad de polen que se encuentran en el ambiente de nuestros hogares sin que apenas nos demos cuenta, aliviando de una forma totalmente natural el asma, la sinusitis o la conjuntivitis que puede llegar a producir la alergia al polen.

Un purificador de aire reduce el polvo y los ácaros de igual manera que el polen que se pueden  presentar en cualquier tipo de ambiente interior.

Estos equipos logran una alta calidad del aire que se respira en cualquier sitio cerrado  ya que retienen, gracias a sus filtros, las partículas de dichas sustancias de igual manera que destruyen cualquier tipo de gérmenes debido a los rayos ultravioletas que se encuentran en el interior de dichos aparatos y que logran desinfectar, de una manera completamente natural e inocua para nuestra salud, cualquier espacio cerrado, debido a su gran aporte de ozono, gas imprescindible para gozar de una buena calidad de vida.

También te puede interesar leer alguno de los siguientes artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *