Factores que pueden influir en las alergias de la primavera

Para todas aquellas personas que sufren alergias a las esporas de cualquier hongo o al polen, cada primavera puede ser diferente, ya que las concentraciones de estos microorganismos varían dependiendo de la meteorología.

El clima

Por ejemplo: un invierno cálido hace que los árboles polinicen mucho antes y si además la primavera se mueve entre períodos templados y otros fríos, puede llegar a liberarse más polen.

La ausencia de lluvias también puede empeorar el estado de las personas alérgicas porque dichas lluvias limpian el aire, aunque también tienen su contrapartida, ya que una primavera muy lluviosa suele significar un preludio de muchas cantidades de polen a posteriori.

El viento también es un mal aliado para las alergias ya que contribuye  a esparcir las esporas de los hongos y del polen con mucha más rapidez. En cualquier caso, una detección a tiempo y adoptar una serie de hábitos, ayudarán a minimizar los molestos síntomas de las alergias primaverales.

La enfermedad alérgica más frecuente y más común en la rinoconjuntivitis que se caracteriza por un excesivo picor con irritación incluida en el  paladar, en la nariz, en los ojos y en la garganta. El asma bronquial también afecta a un gran número de personas con alergia al polen, pero ¿Cómo prevenir la alergia al polen en casa?

Es importante recordar que la alergia primaveral es una enfermedad de tipo crónico y que no tiene cura, aunque las vacunas y los medicamentos, como los corticoides y los antihistamínicos pueden mejorar los síntomas a la vez que los mantienen a raya, pero en cualquier caso no hace desaparecer la alergia.

La alimentación

Mantener una buena alimentación en la que se incluyan alimentos ricos en vitamina C como la naranja o el kiwi, ricos en magnesio, como el aguacate que ayuda a despejar los bronquios y los pulmones o introducir en nuestra dieta manzanas y cebollas que previenen las congestiones, hará más llevadera esta estación del año a las personas que sufren alergias primaverales. No te pierdas el este post si quieres más información sobre los alimentos que ayudan a mejorar los síntomas de las alergias primaverales.

También es muy aconsejable el uso de los purificadores de aire en los espacios cerrados, que es donde se pasa gran parte del tiempo, porque cada una de las partículas que se encuentran en el aire tienen carga positiva por lo que la utilización de estos aparatos, que cuenta con iones negativos, conseguirán atraer el polvo, el humo o el polen y hacer que se vuelvan demasiado pesados como para mantenerse flotando en el aire.

Dichas partículas pueden eliminarse sencillamente con un purificador de aire, y el aire se limpiará de cualquier tipo de alérgenos.

También te puede interesar leer alguno de los siguientes artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *