¿Qué es el control de plagas con feromonas?

El control de plagas de insectos, ya sea para eliminar cucarachas, eliminar hormigas … o para prevención o eliminación de roedores ratas o ratones se puede llevar a cabo mediante el uso feromonas, sustancias que producen los animales para comunicarse o atraerse sexualmente, es un método plaguicida de probada eficacia que evita la utilización de biocidas.

¿Qué son las feromonas?

Las feromonas son sustancias químicas naturales específicas para cada especie, que se sintetizan de forma individual en el laboratorio para imitarlas y utilizar luego las feromonas artificiales en trampas que ubicaremos en los lugares estratégicos indicados por los profesionales.

Así es como estas trampas atrayentes consiguen atrapar grades cantidades de ejemplares mediante una cinta adhesiva, y su éxito permite controlar las poblaciones que forman las plagas hasta erradicarlas.

Los buenos resultados están comprobados incluso para la captura de varias especies con una misma trampa, que resulta efectiva para todas ellas gracias a que los especialistas en control de plagas pueden trabajar con feromonas de distintas especie  sin que la interacción de sustancias sea un problema.

Las feromonas sexuales son las más indicadas para el seguimiento y control biológico de todo tipo de plagas en el hogar o en cualquier establecimiento o local.

Evita el uso de productos químicos

Actualmente ya no es necesario utilizar métodos químicos que dañan a las personas y el medio ambiente para conseguir la mayor efectividad. Igualmente, los mosquiteros de luz ultravioleta consigue resultados muy satisfactorios de forma inocua.

Ya sean insectos voladores, reptantes (hormigas y cucarachas) o roedores, las trampas de feromonas evitan el uso de productos químicos, si bien en casos extremos puede aconsejarse la fumigación como tratamiento de choque. Sea como fuere, las actuaciones han formar parte de un plan general y un estudio previo realizado in situ, ambos necesarios para establecer las medidas más adecuadas en cada situación.

Los servicios control integral de plagas, por otro lado, consigue monitorear las tareas gracias a un protocolo de actuación que incluye la desinfectación, la desinsectación y/o la desratización, tanto en la primera erradicación como durante el posterior tratamiento preventivo.Y, por supuesto, el servicio realizado con este tipo de trampas biológicas viene acompañado del papeleo necesario para el cumplimiento de los estándares legales de cara a una posible inspección.

Haz clic en el siguiente enlace para ver otras soluciones para el control de plagas,

También te puede interesar leer alguno de los siguientes artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *