Ozono en la eliminación de malos olores del aire acondicionado

En numerosas ocasiones, combatir la polución y la eliminación de malos olores ambientales pasa por controlar el buen funcionamiento del aire acondicionado, una medida básica de higiene que puede ser suficiente para permitirnos disfrutar de un aire saludable en espacios interiores.

Por un lado, climatizar la atmósfera es una ventaja para hacer más confortable la estancia en el hogar o en un lugar cerrado concurrido, como una oficina u otro centro de trabajo, el comedor de un restaurante, una cafetería o una habitación de hotel, pongamos por caso. Pero hacerlo conlleva sus riesgos, ya que los circuitos de refrigeración y, en general, de climatización pueden albergar bacterias, virus, hongos y otros agentes perjudiciales para nuestra salud que, además, habitualmente causan malos olores.

De este modo, resulta fundamental realizar revisiones periódicas de los equipos e inyectarles ozono para conseguir un mantenimiento que nos garantice el estado óptimo de los conductos del aire acondicionado.

Elimina malos olores de los conductos del aire acondicionado con ozono

El poder desinfectante y desodorizador del ozono puede utilizarse en continuo para crear una atmósfera más agradable y limpia.

Además, hacerlo rebaja de forma importante los costes de mantenimiento de conductos del aire acondicionado y filtros.

En concreto, al mismo tiempo que acaba con el mal olor que pudieran producir estos equipos, la aplicación de generadores de ozono adaptados al aire acondicionado desinfectan el aire, proporcionándonos un ambiente oxigenado libre de compuestos orgánicos e inorgánicos perjudiciales para la salud, incluyendo gérmenes, el humo o partículas alergénicas, como pelos de mascotas, ácaros, polen o polvo.

Su doble eficacia en eliminar olores y desinfectar de forma simultánea es consecuencia del tremendo poder oxidante de este gas natural, que rompe la estructura de los microorganismos causantes de olores, infecciones y enfermedades. Así pues, los destruye, haciéndolos desaparecer de un modo saludable y ecológico.

No en vano, la desinfección ambiental con ozono es muy eficaz, ya que el ozono es el desinfectante natural más poderoso conocido, el único con tanta potencia que puede aplicarse en presencia de personas, lo que lo convierte en un aliado perfecto para la limpieza ambiental de espacios públicos, domésticos o en centros de trabajo.

Lógicamente, el poder desinfectante del ozono consigue el efecto de hacer desaparecer los olores, devolviendo a cada lugar y a cada superficie con la que entra en contacto su aroma natural.

En el siguiente enlace puedes ver la solución para la desinfección de los conductos del aire acondicionado.

También te puede interesar leer alguno de los siguientes artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *