Desinfección y descontaminación química del suelo agrícola

Tanto para la desinfección y descontaminación del suelo, como para la desinfección de la planta, hojas y frutos, el ozono ha demostrado ser un perfecto aliado para el medio, las plantas y los trabajadores. El ozono resulta extremadamente útil en agricultura, tanto en su uso para la desinfección y descontaminación de suelos mediante agua de riego, como en fumigaciones o pulverizaciones de las partes aéreas de las plantas con agua ozonizada o aceite de verano.

Fumigación con ozono

  • Agua Ozonizada: el ozono disuelto en concentraciones adecuadas en agua puede ser utilizado como desinfectante foliar, siendo capaz de eliminar los hongos y bacterias causantes de enfermedad en las plantas. Para ello, el método a seguir es el de pulverizar de forma periódica con agua ozonizada. Esto nos garantizará una cosecha abundante y una plantación libre de hongos, con una mayor resistencia y vigor de las plantas.
    Asimismo, el ozono es un potente cicatrizante, por lo que es aconsejable su uso tras la cosecha o la poda. Al acelerar el proceso de cicatrización y mantener las heridas libres de microorganismos.
  • Aceite de verano: se conocen como “aceites de verano” a una serie de aceites minerales utilizados como insecticidas, sobre todo en árboles y arbustos. Existe la posibilidad de ozonizar el aceite de verano, consiguiendo con ello, además de su efecto insecticida, un efecto biocida de alta eficacia.

Se ha observado que los suelos de campos tratados con ozono parecen más esponjosos y tienen menos agua estancada. Además, es notable la disminución de enfermedades y costes de mantenimiento a largo plazo. En cuanto a los beneficios, se aprecia un mayor crecimiento de la planta, un mayor volumen en las hojas y mejor sabor de frutas y verduras.  Mejora el crecimiento y vigor de las plantas, así como su productividad, como consecuencia de todo lo anterior. De hecho, existen publicados diversos ensayos que informan de que el ozono en el agua de riego puede mejorar el vigor de los cultivos,
reducir la aparición de insectos y enfermedades, mejorar la penetración del agua, y reducir las necesidades de fertilizantes. Se ha observado que los suelos de campos tratados con ozono parecen más esponjosos y tienen menos agua estancada.

 

Compártelo :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.