Eliminación de olores en hoteles con cañones de ozono

Elegir el mejor alojamiento, ya sea un hotel, motel, B&B o pensión donde vamos a pasar esos días de descanso tan merecidos, no significa tan sólo que tenga una apariencia perfecta sino que tiene que ser un hotel saludable, garantizarnos una completa desinfección del ambiente donde nos podamos sentir seguros y cómodos sin tener que aspirar algunos de los desagradables olores que en ocasiones emanan de las habitaciones o de los cuartos de baño de estos establecimientos.

Una solución perfecta para eliminar el mal olor en una habitación de hotel es la utilización de cañones de ozono que nos garantizan la desinfección y eliminan malos olores y además nos proveen de una ambiente puro y fresco con el que nos sentiremos mucho mejor tanto físicamente como anímicamente.

Su efectividad pasa por que sea utilizado cada vez que un huésped abandona su habitación para poder realizar un tratamiento de choque con ozono con el que desinfectar y desodorizar este espacio en muy pocos minutos, para que los próximos clientes pueden gozar de un ambiente fresco y agradable sin ningún rastro de las personas que anteriormente hayan pasado por dicha estancia.

El cañón de ozono puede ser utilizado en cual estancia del hotel

De igual manera, el cañón de ozono puede ser utilizado en otras estancias del hotel como por ejemplo la entrada al mismo, las salas de reuniones, la cafetería e incluso el restaurante y con ello se garantiza un entorno completamente limpio sin tener necesidad de utilizar ningún otro tipo de tratamientos ni de productos lo que conlleva por otra parte un ahorro económico.

Por otra parte esta técnica cada día más utilizada, resulta inocua tanto para la salud humana como para el medio ambiente ya que el ozono es un gas completamente natural puesto que procede del mismo oxígeno que respiramos a diario, por lo que no deja ningún tipo de residuo tóxico una vez que ha realizado su trabajo.

La utilización de estos cañónes de ozono para la eliminación de olores en hoteles es muy sencilla. Tan sólo se necesita una toma de corriente para poder poner en funcionamiento este dispositivo y dejarlo actuar el tiempo necesario dependiendo del tamaño de la estancia.

Con tan sólo un dispositivo por planta se conseguirá lograr los efectos deseados sin necesidad de utilizar ningún otro tipo de productos utilizados comúnmente para la desinfección y para la desodorización de cualquier tipo de ambientes.

También te puede interesar leer alguno de los siguientes artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *