Cómo evitar olores en hoteles con un cañón de ozono

Si el otro día os hablábamos de como eliminar los malos olores en los vehículos, hoy nos vamos a centrar en como evitar olores en hoteles con un cañón de ozono. Si buscamos una limpieza completa en atmósferas interiores o superficies, el ozono es una solución idónea. Su gran eficacia multiplica varias miles de veces la higenización que logramos con la lejía, con la ventaja de que además desodoriza en profundidad de forma inocua para personas y medio ambiente.

En efecto, lo hace de un modo totalmente inofensivo, pues el ozono constituye la forma más activa del oxígeno, con lo que tras finalizar el tratamiento o fenómeno de la ozonólisis se convierte en oxígeno. Es decir, no deja residuos de ningún tipo.

Por todos estos motivos, su aplicación en hoteles para acabar con los malos olores es muy práctica. En concreto, son los tratamientos mediante el uso de un cañón de ozono los que se han revelado como más efectivos.

Cómo evitar olores en hoteles con un cañón de ozono

Los malos olores en un hotel, un importante problema, además, logran hacerlo en muy distintas circunstancias, pues los malos olores y, en suma, la falta de calidad ambiental es un problema típico de estos establecimientos y, en general, de todo el sector Horeca.

En el caso de los hoteles, hostales o similares no tanto por ser lugares donde las pestilencias sean habituales sino, sobre todo, por las exigencias que rigen como estándares en estos establecimientos para así ofrecer un buen servicio.

Ello conlleva, lógicamente, conseguir un ambiente interior fresco, que dé gusto respirar, libre de olores de cualquier clase. Afortunadamente, el cañón de ozono es una solución versátil que permite eliminar oloresal instante, de un modo fácil y rápido.

Tanto los olores a cerrado, aquellos que enrarecen el ambiente a consecuencia de una falta de ventilación o de una deficiente aireación por la misma disposición de las habitaciones. Como es bien sabido, en muchas habitaciones a menudo no hay ni siquiera ventanas, y lo mismo ocurre en otras estancias del establecimiento.

Entre otras, los almacenes de alimentos o cuartos trasteros, las cocinas, los aseos y, en general, cualquier espacio cerrado, con o sin acceso a la ventilación natural, que no sea todo lo salubre que debiera.

El problema de las humedades es otra causa relativamente común que altera la calidad ambiental en los hoteles o, por supuesto, también los problemas de hedores de las tuberías.

Tampoco podemos dejar de mencionar el tabaco, los molestos olores de los mismos limpiadores que se utilizan para el mantenimiento de habitaciones y, en general, todo tipo de pestilencias.  A menudo, el problema se resume en una suma de ellas, mezclas de olores que enrarecen el ambiente e impiden sentir el confort y bienestar que disfruta todo huésped satisfecho.

Más allá de los olores

Yendo más allá de un ambiente libre de olores, los huéspedes también esperan encontrar un aire higienizado, y lo mismo cabe decir de los clientes de su restaurante, bar o discoteca, pongamos por caso. También en estos casos el cañón de ozono resulta decisivo para conseguir un aire de máxima calidad desde un enfoque integral.

No en vano, además de desodorizar, el ozono tiene propiedades desinfectantes, por lo que la eliminación de los malos olores se consigue como consecuencia de la desinfección lograda.

¿Cómo evitar olores en hoteles con un cañón de ozono? Una fácil aplicación

Bastará con realizar tratamientos regulares con un cañón de ozono para conseguir un resultado satisfactorio, acorde con las distintas necesidades de cada hotel, donde además pueden instalarse otros aparatos de purificación ambiental. De este modo, conseguiremos sacar el mayor partido al ozono y a otras tecnologías con las que puede trabajar conjuntamente gracias al diseño multitecnológico que tienen los modernos purificadores de aire.

En lo que respecta al cañón de ozono, básicamente se trata de un dispositivo de alto rendimiento, diseñado para realizar tratamientos de choque en la estancia vacía, es decir, sin presencia de personas.

No resulta nocivo el absoluto, como hemos apuntado, pero por una simple cuestión de precaución se recomienda realizar el trataiento de este modo. Una simple cuestión de protocolo y, puesto que se lleva a cabo en unos pocos minutos, no representa problema alguno.

Además, su funcionamiento es muy sencillo y se realiza de forma automatizada. Su aplicación, de hecho, la realizan tanto profesionales especializados como el mismo personal del hotel, en el caso de que los cañones se adquieran o alquilen para un uso regular.

Lograrán hacerlo con todas las garantías tras un pequeño aprendizaje que se resumen en unos pocos pasos, proporcionado por los mismos distribuidores y fabricantes de los aparatos, expertos en estas cuestiones.

Ventajas del uso de un cañon de ozono para eliminar el mal olor en un hotel

A lo largo del artículo se mencionan las ventajas de la tecnología del ozono en particular y, en concreto, del cañón de ozono. Complementando lo apuntado, destaca el alto rendimiento logrado en apenas unos minutos, junto con una eficiencia energética a la que se le suma un mínimo mantenimiento y gran durabilidad de los equipos generadores de ozono.

Su condición de portátil es otro aspecto clave a la hora de poder manejarlo a placer, allí donde sea necesario en cada momento. De nuevo, incidimos en su automatismo y eficacia para lograr resultados definitivos programando las actuaciones en función de la gravedad del problema.

Dentro de la amplia gama de generadores de ozono disponibles en el mercado para uso profesional, el cañón de ozono muy probablemente sea el aparato más utilizado para la desinfección y desodorización de espacios interiores, tanto hoteles como el habitáculo de los vehículos o cualquier otro lugar que precise una higienización ambiental con todas las ventajas y sin apenas inconvenientes.

Como complemento para cualquier limpieza, ofrece una higiene completa en profundidad, dejando una agradable sensación de bienestar que en los hoteles supone una solución redonda al eterno problema de la calidad ambiental. Decir adiós a esta problemática significa, sencillamente, contar con un cañón de ozono, cuya actuación se realiza sin ser necesario ningún tipo de instalación.

En unos minutos, un cañón de ozono profesional eliminará alérgenos, virus, bacterias, esporas, ácaros del polvo, partículas malolientes y polución atmosférica de todo tipo.

También desinfectará aquellas superficies con las que entre en contacto, como colchas, cortinas, techos, paredes, moquetas o muebles, entre otros objetos que no se limpian a menudo.

Del mismo modo, será muy útil en cocinas, comedores, el hall y cualquier espacio interior que requiera un tratamiento ambiental que mejore la calidad del aire de forma significativa. Evitar olores en los hoteles, en definitiva, es posible, y mucho más fácil, rápido y seguro de lo que probablemente pensábamos.

Si quieres saber más sobre como desinfectar y eliminar los malos olores en hoteles, tenemos la solución, haz clic en el siguiente enlace cómo desinfectar hoteles para verla.

También te puede interesar leer alguno de los siguientes artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *