Prevención de contagios en guarderías con purificadores de aire

Prevención de contagios en guarderías con purificadores de aire. De todos es sabido que una guardería, al igual que una escuela infantil, ha de cuidar al máximo su higiene para conseguir un entorno saludable y libre de malos olores, en el que los contagios de los típicos virus infantiles no proliferen.

Prevenir contagios en guarderías purificando el aire con ozono

Afortunadamente, existe una interesante forma de prevención de contagios en guarderías gracias a los purificadores de aire de vanguardia, diseñados de un modo compacto y atractivo, para un uso sencillo sin renunciar a una eficacia máxima.

Su rendimiento responde perfectamente a las exigencias de nivel profesional que se le pide a este tipo de equipos, cuya eficiencia consigue un entorno libre de olores y desinfectado en profundidad con un consumo energético mínimo.

La combinación de tecnologías punta en tratamiento de aire, como el ozono, la emisión de iones, los rayos ultravioleta, los filtros Hepa y de carbón activo conforman una herramienta infalible, que limpia el aire de forma integral.

En especial el ozono, los iones y los rayos ultravioleta trabajarán con fuerza para acabar con virus que puedan dar lugar a contagios. A su vez, el trabajo del purificador en conjunto nos ayuda a conseguir una calidad ambiental general que potencia el sistema inmunitario de los niños, fortaleciéndolos para afrontar posibles virus.

Por lo tanto, gracias al purificador de aire no solo se minimizarán los contagios, sino que además se acelerará la recuperación de niños todavía convalecientes al tiempo que se respirará un ambiente fresco y puro, incluso cuando haya que cambiar pañales.

El uso de equipos purificadores de aire también controla otros agentes patógenos, como bacterias o mohos, además de partículas alergénicas de todo tipo, ya sean orgánicas (pólen, ácaros o polvo) o inorgánicas, (sustancias tóxicas, como pinturas, barnices, plásticos, etc.) en el aire y superficies.

Y, por supuesto, el purificador de aire hace más agradable la estancia del niño a diario, cuidando a su vez el ambiente laboral de los cuidadores o cuidadoras. Su poder limpiador aúna inocuidad y gran eficacia en desinfección ambiental, traduciéndose en un bienestar que hará que los niños se sientan activos y a la vez relajados, es decir, visiblemente más felices.

Haz clic en el siguiente vínculo para ver ¿Cómo desinfectar guarderías? clic aquí

También te puede interesar leer alguno de los siguientes artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *