Evaluación de la eficacia de una lavadora – desinfectadora acoplada a un generador de ozono

Este trabajo trata sobre: estudio: eficacia lavadora-desinfectadora acoplada a un generador de ozono.

Experiencia realizada en el Servicio de Medicina Preventiva del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

Eficacia Lavadora - desinfectadora acoplada a un generador de ozono

Indice:


Antecedentes – Estudio: eficacia lavadora-desinfectadora acoplada a un generador de ozono

En el ámbito de la higiene hospitalaria y la prevención de infecciones, se olvida muchas veces que el manejo de cuñas y botellas de orina representa un proceso lleno de riesgos.

El orinal conocido en los hospitales como cuña se usa para la evacuación de los pacientes encamados de las deposiciones intestinales y la orina. Tiene esa forma de cuña, de la que recibe su nombre, para la mejor colocación bajo las piernas del paciente.

La limpieza de cuñas y botellas de orina se suele realizar de forma manual en varios pasos:

  • En primer lugar la suciedad más difícil se enjuaga con agua fría
  • A continuación se procede a la limpieza con agua caliente para eliminar los residuos que puedan quedar
  • Por último se desinfectan con algún agente biocida, que suele ser lejía.

El sistema de clasificación propuesto por el Dr. E. H. Spaulding divide los dispositivos médicos en categorías, en función del riesgo de infección relacionado con su uso. Este sistema de clasificación está ampliamente aceptado y es utilizado por la Administración de Medicinas y Alimentos (FDA), los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los epidemiólogos, microbiólogos, y organizaciones médicas para determinar el grado de desinfección o esterilización necesario para cada dispositivo médico.

Según esta clasificación, existen tres categorías de dispositivos médicos y su nivel de desinfección asociado:

  1. Críticos: Los dispositivos que penetran en tejido normalmente estéril, en el sistema vascular, o a través del cual fluye sangre deben ser estériles. Dichos dispositivos deben esterilizarse, es decir proceder a la eliminación de toda presencia microbiana.
  2. Semi-críticos: Dispositivos que entran en contacto con mucosas y no suelen penetrar tejido estéril. Este tipo de dispositivos deben exponerse a una desinfección de alto nivel, que se define como la destrucción de todos los microorganismos vegetativos, micobacterias, virus pequeños o no en lípidos, virus medianos o en lípidos, esporas fúngicas y ciertos tipos de esporas bacterianas.
  3. No críticos: Dispositivos que no suelen entrar en contacto con el paciente o que entran en contacto únicamente con piel intacta. Estos dispositivos deben limpiarse con bajo nivel de desinfección.

Así, según la clasificación de Spaulding, las cuñas se incluyen en el último apartado, es decir, como material no crítico, que es necesario desinfectar, pero no precisa esterilización.

Sin embargo, esto no es así en todos los casos. De hecho, las cuñas entran, en efecto, en contacto con la piel del paciente. Y la piel de los pacientes de mayor edad o que quizá́ padezcan úlceras de decúbito, o la piel de pacientes que tienen una herida de una operación, no es una piel intacta, como tampoco lo es la piel de aquellas partes del cuerpo que entran en contacto con las cuñas.

Pero hay muchas otras diferencias más entre las cuñas y otros productos médicos no críticos, como, por ejemplo, el esfigmomanómetro (tensiómetro). La cuña se utiliza en la región perineal, en donde hay una cantidad extraordinariamente elevada de bacterias y, por consiguiente y bajo determinadas circunstancias, también gérmenes patógenos multirresistentes.

Todos estos son factores que hablan a favor de una clasificación de las cuñas como productos médicos semicríticos. Y la lista de Spaulding hace caso omiso del hecho de que las cuñas se tienen que vaciar. Los demás materiales no críticos no presentan ningún proceso similar a este.

Con la norma ISO 15883-1:2006 se ha avanzado un poco, pues prevé́ que, en la medida de lo posible, las cuñas se traten de forma mecánica.

Con el aumento de la resistencia antibiótica nuestras armas en la lucha contra las enfermedades infecciosas son cada vez más débiles, por lo que resulta crucial un manejo apropiado de los utensilios de los pacientes para mantener a raya las infecciones nosocomiales con gérmenes multirresistentes.

Finalidad del Estudio: Eficacia Lavadora-desinfectadora de cuñas con ozono

Conscientes de la importancia de un correcto manejo del material hospitalario en contacto con los pacientes, así como de los problemas presupuestarios de los mismos, que dificultan en gran medida una inversión importante en determinado equipamiento no considerado prioritario, nuestra intención ha sido la de optimizar los lavacuñas existentes en hospitales acoplándoles un generador de ozono capaz de aportar al agua el poder biocida necesario para la correcta higienización de este tipo de material.

Está demostrado que el ozono es al menos diez veces más potente que el cloro como desinfectante. Según la OMS, el ozono es el desinfectante más eficiente para todo tipo de microorganismos.

Por lo tanto, el empleo de ozono para la desinfección de superficies resulta mucho más recomendable que el uso de otros desinfectantes actuales, no sólo por su eficacia y rapidez en la desinfección, sino también por el hecho de no dejar residuales en el agua y no resultar tóxico para el personal que gestiona las cuñas.

Una encuesta realizada en el año 2010 por Gertie van Knippenberg-Gordebeke, especialista en higiene de la ciudad neerlandesa de Venlo, reflejó que entre el 4 y el 21 % de las infecciones hospitalarias se deben al manejo inadecuado de los utensilios de los pacientes, según se desprendió de los formularios que ella misma envió a sus colegas en hospitales de todo el mundo.

Sabías qué …

“Dosis de 0,2 mg/L  de ozono consiguen una inactivación del 99% de la bacteria E. coli

Objetivo

Comprobar la capacidad desinfectante del sistema generador de ozono “Bacvir Plus” en la desinfección automatizada de cuñas plásticas y metálicas en un tiempo de contacto de 4 minutos, mediante prueba de uso simulado en laboratorio.

Materiales

  • Microorganismos de prueba: Escherichia coli ATCC 25922 (resistente a numerosos antibióticos. Implicada en infecciones nosocomiales)
  • Generador de ozono: Modelo Bacvir Plus (Cosemar Ozono, S.L.)
  • Medio KMNE: para la simulación de la presencia de heces, preparado según norma prEN ISO 15883-1:2001
  • Lavacuñas, instrumentos médicos, agua destilada, brochas estériles
  • Caldo nutritivo (Nutrient, Oxoid): para la recuperación de los microorganismos viables.
  • Espectofotómetro (Helios β, Unicam, S.A.): para determinar la concentración del inóculo mediante su densidad óptica (D.O.)
  • Medios de cultivo (Biomérieux, España): agar sangre de carnero y agar McConkey.

Metodología

Se realizaron seis experimentos control (tres con cada tipo de cuña) para determinar la carga microbiana del equipo. Se deben recuperar al menos 105 ufc en la cuña contaminada.

Las cuñas se contaminaron con el inóculo resuspendido en medio KMNE, dejándose secar unos 5 minutos a temperatura ambiente.

Posteriormente se realizó un estudio cuantitativo, tras la recuperación de los microorganismos en caldo nutritivo y transferencia por duplicado de alícuotasde 0,1 mL a medio sólido, con recuento de microorganismos viables tras incubación a 35ºC durante 24-48 horas.

Se realizaron 20 ensayos con objeto de verificar la reproducibilidad de los resultados:

10 experimentos prueba (cuñas contaminadas y desinfectadas en la lavadora con ozono) en condiciones sucias con cada tipo de cuña.

Se contaminaron las cuñas como en el caso del grupo control, con el posterior recuento de de microorganismos viables siguiendo los mismos pasos que en el caso de las cuñas control.

Resultados

Los lavacuñas, como hemos dicho, según la clasificación de Spaulding , son dispositivos médicos que entran en contacto con la piel intacta y por tanto requieren un nivel intermedio de desinfección.

En ausencia de norma europea sobre pruebas de uso simulado y dado que las pruebas bactericidas de portagérmenes europeos requieren una disminución de 4 logaritmos, esta reducción se puede considerar suficiente para el caso que nos ocupa.

Por ello en los experimentos prueba se debe conseguir una reducción microbiana de al menos 4 logaritmos (log10) respecto a la media de recuentos bacterianos obtenida en los controles.

resultados estudio lavado y desinfectado de cunas con agua con ozono
Resultados del estudio de lavado y desinfectado de lavar cuñas con ozono

Como se puede observar en la gráfica que refleja los resultados del estudio, en las cuñas lavadas con agua ozonizada se consiguieron más de 4 log10 de reducción en los 20 ensayos realizados con ambos tipos de cuñas (plásticas y metálicas) contaminadas artificialmente.

Conclusión del estudio lavado de cuñas con agua ozonizada

Como se desprende de los resultados, el sistema demuestra su eficacia en la desinfección de cuñas con agua ozonizada, resultando una herramienta útil y fácil de instaurar, tanto en el caso de hospitales ya establecidos, en los que el acoplamiento del generador de ozono a la máquina lavacuñas puede hacerse sin mayor dificultad, como en hospitales de nueva planta, en los que aún resultaría más fácil optimizar el sistema para los lavacuñas desde la fase del proyecto, pudiendo de esta manera mejorar la higiene hospitalaria minimizando el riesgo que el manejo de este material implica, tanto para los pacientes como para el personal sanitario.

Foto: Hospital San Carlos Wikipedia

Si quieres saber, cuéntanos tu problema y dinos dónde quieres que te ayudemos

 Contacta ahora y te informaremos de las ventajas del ozono como desinfectante



Confirmo que he leído la Política de Privacidad


* Campos obligatorios

Otros trabajos en Investigación Desarrollo e Innovación con ozono con que te podrían interesar - I+D+I