Desinfección con ozono

El ozono cuenta con  múltiples ventajas entre las que cabe destacar su gran poder desinfectante. Este gas que procede el oxígeno y está formado por tres átomos y tiene carácter oxidante por lo que resulta perfecto para la desinfección ya que además no genera ningún otro tipo de residuos químicos ni de olores molestos mientras realizan su trabajo ni siquiera, cuando lo han terminado.

La eficacia del ozono se considera dependiendo de la concentración existente de materia orgánica en aquellos lugares donde vaya a ser utilizado  y del tiempo que se haya mantenido en contacto con el ambiente o con la superficie en cuestión.

La desinfección con ozono se puede aplicar para desinfectar y eliminar malos olores en baños, cocinas y granjas, y un sin fin de aplicaciones más.

Desinfectar con ozono

Gracias a la capacidad oxidante del ozono, con los generadores de ozono se consigue provocar una intoxicación de los microorganismos que llevan a la muerte a éstos de una manera eficaz y radical sin peligro de que vuelvan a reproducirse.

Debido a todas sus propiedades cada vez se viene utilizando más el ozono  a nivel doméstico para la desinfección de algunos alimentos, sobre todo el pescado y la carne y que se lleva a cabo de una manera muy sencilla, siendo tan sólo necesario efectuar una pequeña “ducha” con agua ozonizada sobre estos alimentos.

El uso de ozonizadores domésticos contribuirán a desinfectar de igual manera el agua lo que se traduce en un agua mucho más potable para ser ingerida y mucho más pura para ser utilizada para la higiene personal o incluso para el lavado de ropas y de menaje.

A nivel industrial el uso de un generador de ozono para desinfección es utilizado también para conseguir un agua mucho más pura de igual manera que para los alimentos. Utilizados en cámaras frigoríficas estos equipos eléctricos mantienen libres los  hasta el momento en que llegan a nuestra mesa.

La desinfección con ozono también se usa en lugares públicos donde existe una gran aglomeración de gente como puede ser un restaurante, un hospital, un centro geriátricos, un hotel, etc., con ello lograremos un espacio libre de cualquier tipo de microorganismo que pudiera ser el causante de provocar algún tipo de enfermedad en el ser humano.

En el siguiente enlace puedes ver algunas soluciones y aplicaciones del ozono.

También te puede interesar leer alguno de los siguientes artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *