Desinfectar vegetales con ozono en los restaurantes

La higiene y seguridad alimentaria es una obligación legal en todo establecimiento donde se preparen y consuman alimentos para el público. Además, si hablamos de vegetales, (véase desinfección en la agricultura) que éstos resulten saludables es condición imprescindible para conseguir unos platos y un servicio de máxima calidad.

Desinfección de vegetales con ozono

Servir frutas, verduras y hortalizas en perfecto estado significa, muy especialmente, desinfectar con eficacia, y hacerlo con total garantía para el organismo humano.

Para este quehacer, el ozono constituye un método ideal. Su tremendo poder desinfectante mediante la disolución de este gas en el agua alarga y mejora el almacenaje de los productos, sin alterar en absoluto sus condiciones organolépticas (aroma, sabor, color, textura…).

El lavado con agua ozonizada se ejecuta mediante generadores de ozono adaptados a las necesidades de cada usuario. Sin duda, los distintos modelos existentes satisfacen necesidades y circunstancias concretas para una máxima higiene y seguridad, siendo posible también su diseño en función de las tareas a realizar.

En el ámbito hostelero (sector HORECA: hoteles, restaurantes y cafeterías) encontrar un desinfectante de frutas, verduras y hortalizas seguro y eficaz cobra una gran importancia. Y no sólo por el preceptivo cumplimento legal higiénico alimentario, sino también por la mejora que podemos conseguir en la calidad del producto servido.

En efecto, la práctica totalidad de las cartas incluyen frutas del tiempo, ensaladas, guisos y guarniciones con vegetales o la presencia de éstos en distintos platos, lo que convierte al ozono en un aliado indispensable.

El uso del ozono en la preparación y lavado de alimentos nos permite obtener una desinfección eficaz frente a todo tipo de microorganismos, preventiva de enfermedades por infección o intoxicaciones y completamente inocua para la salud.

Basta con un enjuague bajo un chorro de agua ozonizada para obtener estos resultados, alargando la vida de los alimentos, sin alterar ni su temperatura ni demás características organolépticas.

El tratamiento mediante la ozonización del agua devuelve a cada alimento su sabor original, permitiendo la preparación de platos con los sabores, texturas y aromas más genuinos. Igualmente, garantiza un consumo seguro de frutas y verduras frescas, sin restos de pesticidas y plaguicidas.

Asimismo, prevendremos la contaminación cruzada con la desinfección de alimentos. Conseguiremos los mejores resultados mediante la esterilización de utensilios de cocina con agua ozonizada procedente de dispositivos específicos para este uso.

Sigue el siguiente enlace para ver más soluciones de higiene alimentaria, y este otro para ver como desinfectar restaurantes con ozono.

También te puede interesar leer alguno de los siguientes artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *