Ozono en aseos públicos

El ozono en aseos públicos, es una solución eficaz y muy eficiente para su limpieza gracias a su tremenda versatilidad para su aplicación a la hora de desinfectar inodoros, suelos, paredes, tuberías y, en general, en todo tipo de superficies y eliminar malos olores.

Desinfección de aseos públicos con ozono

Bien sea disuelto en agua o en aire, el ozono nos proporciona un arma infalible contra malos olores y suciedades, incluyendo agentes patógenos, mohos y todo tipo de microorganismos que proliferan en entornos sucios y húmedos.

Inyectado en agua mediante un tratamiento de aguas, el ozono consigue acabar de inmediato con pestilencias y suciedades adheridas a superficies. El simple contacto con agua ozonizada basta para lograr una limpieza profunda, incluso estéril, sin necesidad de añadir productos de limpieza de ningún tipo o, en todo caso, bastaría  una pequeña cantidad de producto para maximizar sus efectos.

El aire ozonizado, por su parte, realiza un trabajo excepcional en tratamientos de ambientes interiores, que en este caso se beneficiarán de forma importante a través de la desodorización, de la eliminación de olores, higiene y frescura del aire resultante.

La pureza del aire conseguida, por lo tanto, también permite prescindir de ambientadores sin renunciar a una atmósfera agradable, oxigenada y sin olores desagradables por  muy concurrido que estén los aseos.

Su uso se recomienda en todos los casos por la propia naturaleza de su uso, si bien será especialmente eficaz en aseos con mala ventilación por falta de ventanas o, por ejemplo, a consecuencia de eventuales averías o de unas infraestructuras defectuosas.Los equipos adecuados para la limpieza de aseos son asequibles y su gasto energético resulta mínimo, al igual que su sencillo mantenimiento.

Así mismo, los dispositivos necesarios se instalan para un funcionamiento automatizado o, en el caso de la ozonización del agua, para su uso en el momento requerido para la limpieza de superficies.

Al tratarse de aseos públicos, conviene dejar claro que la desinfección obtenida mediante el uso del ozono supera con holgura las exigencias de salubridad exigidas por la normativa. De hecho, los análisis efectuados durante el mantenimiento son perfectamente presentables junto a documentos de certificación de higiene ante posibles inspecciones.

En casos difíciles, por último, se pueden reforzar los resultados con tratamientos de choque realizados con cañones de ozono portátiles que higienicen los aseos en cuestión de minutos y eliminen el olor en los baños, dejándonos perfectos para un posterior uso continuado de ozonizadores diseñados para un uso cotidiano.

Sigue e el siguiente enlace para ver otras soluciones de desinfección ambiental con ozono.

También te puede interesar leer alguno de los siguientes artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *