El ozono en la industria alimentaria

El ozono en la industria alimentaria. La industria alimentaria es aquella que se encarga de la elaboración de los alimentos, de la transformación de los mismos, de su reparación, de su conservación y de su envasado, tanto de origen animal como vegetal. Cualquiera de estos procesos van unidos a la higiene y a una correcta esterilización de los mismos para el consumo humano.

Aplicaciones del ozono en la industria alimentaria

Como primer ejemplo podemos poner el uso del ozono en la industria de los lácteos. Así  la utilización de agua ozonizada como el agua de bebida que debe consumir un animal, le estaremos dando un agua rica en sales y en minerales además de completamente sana desde un punto de vista microbiológico.

El uso de un generador de ozono en las cámaras para quesos también ayudan a prevenir el desarrollo de diversos hongos mientras éstos maduran. Además el ozono tiene un pequeño efecto secante en esas concentraciones, que acorta los tiempos de estacionamiento.

La utilización del ozono en los granos,  ya sea en su fase húmeda o en su fase seca, permite la descontaminación de levaduras, hongos, bacterias y cualquier tipo de toxina.

Un tratamiento con ozono previo al almacenaje, consigue reducir el deterioro que se produce por cualquier tipo de microorganismo durante éste descontaminando la superficie de los granos de cualquier residuo de plaguicidas. Además el ozono tiene como ya hemos visto un efecto secante por lo que puede ser usado en el secado estático de cereales y de oleaginosas.

En resumen el ozono se usa para la descontaminación de los granos, para el tratamiento de bacterias, levaduras, controlo de hongos, etc, para el secado e incluso para la desactivación de la soja.

Generalmente los peligros que se encuentran asociados con los vegetales frescos y con las verduras están en el momento de la producción en el campo ya que es aquí cuando se encuentran expuestos a parásitos como el E. Coli o la Cyclospora además de a los pesticidas y a los plaguicidas.

El uso del ozono bien gaseoso o bien disuelto en agua para el lavado de las frutas y de los vegetales  es una potente herramienta en la descontaminación de estos alimentos. De igual manera en las cámaras donde se almacenan estos alimentos, el ozono ayuda a prevenir el desarrollo de enfermedades que pueden producirse posteriormente y controla la producción del etileno.

Clic en el enlacer para ver tratamientos de desinfección con ozono en la industria alimentaria.

También te puede interesar leer alguno de los siguientes artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *