¿Para qué sirve un generador de ozono industrial?

¿Para qué sirve un generador de ozono industrial?.

La tecnología del ozono es de inestimable ayuda a la hora de garantizar los estándares de salubridad que exige la industria alimentaria en sus distintos sectores, como puede ser en la Higiene Alimentaria. Su gran poder desinfectante acaba con microorganismos de todo tipo mediante su aplicación disuelto en agua o en el aire.

La gran ventaja de este enorme poder desinfectante del ozono es su efecto integral de desinfección, que abarca desde la erradicación de bacterias, virus, mohos, esporas y demás contaminación biológica hasta cualquier otra clase de polución inorgánica, incluyendo la eliminación de malos olores y lavado de gases en industrias.

Ozono, higiene máxima sin productos químicos

Con ozono se consigue una higiene máxima sin necesidad de utilizar productos químicos, ya que el poder desinfectante del ozono es hasta 3.000 veces superior a la lejía, pero sin ningún efecto secundario. De hecho, el ozono es un oxidante que acaba con la contaminación en minutos mediante la ozonólisis, un proceso de oxidación tras el cual simplemente se descompone en oxígeno, por lo que no deja residuos.

La aplicación del ozono disuelto en agua mediante un generador de ozono industrial permite una fácil y rápida limpieza de superficies que garantiza la eliminación de patógenos y bacterias presentes en suelos, paredes, maquinaria, herramientas o utensilios de trabajo o incluso en las mismas manos de los trabajadores que manipulan los alimentos.

Por otra parte, el ozono disuelto en aire en las dosis adecuadas en función del tipo de alimento de que se trate higieniza ambientes en naves de almacenaje o en cámaras frigoríficas, incluyendo el transporte de mercancías.

Desinfección probada

El ozono también tiene una aplicación en piscifactorías y granjas de animales, en ambos casos con resultados probados en cuanto a control microbiológico de los puntos críticos y cuidado animal, ya que su uso disuelto en agua o en atmósferas ayuda a una mejor y más rápida crianza.

Básicamente, el ozono se aplicará disuelto en aire o agua para higienizar y también con el objetivo de que el agua también esté libre de peligrosos microorganismos, como la temida Listeria, una bacteria que se encuentra en el agua o en entornos húmedos.

Gracias al poder oxidante del ozono, con los generadores de ozono industriales se consiguen prevenir las temidas infecciones alimentarias y proliferación de patógenos como virus, bacterias, o mohos en las distintas fases productivas. Su alta eficacia no impide que sea totalmente inocuo, conservando sus cualidades organolépticas del producto.

Clic en el siguiente enlace si quieres saber que uso tiene el ozono en las industrias.

También te puede interesar leer alguno de los siguientes artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *