Ozono en árboles frutales

El uso del ozono en árboles frutales, es una excelente alternativa a los pesticidas y abonos químicos empleados en la agricultura en general.

Pero no solo eso. La tecnología del ozono permite aprovechar sus beneficios en muy distintas áreas. No en vano, se trata de un gas natural de gran versatilidad, que ha encontrado en la agricultura un campo de actuación cada vez más amplio.

En este artículo vamos a descubrir sus principales usos partiendo del mismo concepto de ozono. Tras su lectura obtendremos una visión completa de lo mucho que puede hacer esta innovadora tecnología en favor de la agricultura especializada en el cultivo de frutas y verduras, ya sean fresas, uvas, tomates

¿Qué es el ozono?

Antes de exponer las características del ozono relacionadas con la agricultura es clave conocer qué tipo de componente estamos hablando. Definirlo brevemente es un buen punto de partida para comprender hasta qué punto puede ayudarnos a mejorar la producción agrícola de los árboles frutales.

El ozono es un gas natural compuesto por tres moléculas de oxígeno (O3), que se caracteriza por ser un enorme poder de desinfección. De hecho, es el desinfectante natural más potente que existe.

Aplicado en las dosis adecuadas, unas cantidades muy pequeñas, desodoriza y elimina de forma inocua la práctica totalidad de los microorganismos presentes en el agua, aire o superficies de distinto tipo.

¿Cómo actúa el ozono?

El ozono actúa por oxidación, y lo hace de una forma muy rápida. Nada más se genera permanecerá activo poco menos de media hora. Durante esos minutos, el ozono acaba con agentes patógenos como mohos, virus o bacterias, al tiempo que desodoriza y destruye contaminación inorgánica.

Entre otras enfermedades, será de gran ayuda para prevenir y combatir el oidio o cenizo en frutales,  la virosis, el fusicocum, el moteado de manzanas y peras, la lepra del melocotonero, los virus de la Sarka, la negrilla…

El resultado es una higienización máxima, que roza el ciento por ciento de eficacia, mediante el lavado o el simple contacto con el aire tratado con ozono. En la práctica, nos proporciona un agua o una atmósfera purificadas, idóneos para regar, pulverizar o tratar el aire de lugares de almacenaje y cuarta gama.

El tratamiento de aguas de riego

La ozonización de las aguas residuales, en efecto, abre la interesante posibilidad de poder utilizarlas para regar campos frutales sin que ello suponga riesgo alguno. Muy al contrario, el agua ozonizada se trata de un agua purificada, libre de olores y microorganismos, de una calidad más que suficiente para cumplir la normativa.

La tecnología del ozono es ideal para ofrecernos un agua ozonizada a la carta, sin techo de calidad. En este caso, el uso agrícola requerirá un nivel de purificación orientado a este uso específico, de menor exigencia que una potabilización. Por lo tanto, resultará muy factible.

Alternativa a los pesticidas

Los pesticidas de base química son productos sintéticos que afectan negativamente a la calidad de la fruta, así como al medio ambiente. No solo porque pierden el sabor y aroma naturales o por la polución que generan, sino también por cuestiones tan serias como la salud de agricultores y consumidores.

Habida cuenta de las alarmantes conclusiones de investigaciones sobre su toxicidad, los expertos advierten sobre la urgente necesidad de seguir trabajando para conocer el verdadero alcance de sus efectos.

Su composición sintética supone un peligro a muy distintos niveles, incluyendo la polución y alteración del entorno, así como la toxicidad para el organismo humano por inhalación (al aplicarlo), contacto o ingestión.

También te puede interesar leer alguno de los siguientes artículos

Frente a este triste panorama, el ozono se revela como una alternativa libre de esta clase de inconvenientes. Su aplicación se realiza a través del riego, a modo de plaguicida sistémico o a través de la pulverización. Es decir, las posibilidades de uso no varían con respecto a las prácticas convencionales.

El Ozono como sustitución de los pesticidas y fungicidas que se utilizan de forma intensiva en los árboles frutales constituye una solución segura, sana y eficaz.

Una de sus grandes ventajas es poder decir adiós al bromuro de melito, un químico neurotóxico sin olor ni color que puede provocar graves problemas de salud a quienes estén expuestos a él.

Seguridad de las frutas

Las propiedades biocidas del ozono se suman a su inocuidad para brindarnos una herramienta de inestimable valor a la hora de lograr unas frutas que cumplen los estándares higiénico sanitarios.

Implementar una alternativa sin pesticidas químicos, también será más saludable y segura para el medio ambiente.

Una aplicación que, en el caso de las frutas, prolonga esa seguridad a lo largo de todo el ciclo de vida de la fruta, desde su cultivo hasta llegar al consumidor.

El ozono ofrece diversas soluciones que garantizan la seguridad alimentaria de las frutas en el campo, el almacenamiento, manipulación, procesado, distribución, venta, conservación y consumo.

Calidad de la cosecha

El uso del ozono para minimizar los patógenos de los productos frescos sin alterar sus condiciones organolépticas va más allá de su aplicación una vez recogida la cosecha, ya sea para su almacenaje, envasado o en industrias transformadoras que utilizan las frutas como materia prima.

El ozono puede utilizarse durante todo el ciclo de vida de los árboles frutales. Es decir, la cosecha será parte de una forma de agricultura que apuesta por la calidad del producto desde un enfoque holístico.

Gracias a un trabajo de base que engloba muy distintas acciones se obtiene un producto de gran calidad, el fin último de todo cultivo de árboles frutales. Se trata, en suma, de una visión integral, que abarca desde el fortalecimiento del árbol, control microbiológico y prevención de plagas mediante el riego con agua ozonizada, hasta su pulverización como alternativa al tradicional fumigado.

Así pues, el uso del ozono en el cultivo de árboles frutales permite un menor uso de abonos y de pesticidas, al tiempo que propiciamos un ecosistema equilibrado, que tendrá una función protectora. A unos árboles más vigorosos sumaremos un hábitat que sabrá defenderse de ataques y ayudará a que los polinizadores hagan su tarea, fundamental en el cultivo de frutales.

A la postre, la floración, polinización y cuaje en árboles frutales se producirá de forma espontánea en los cultivos, condición necesaria para que no haya pérdidas de producción ya desde un inicio.

Por otra parte, el uso del ozono acorta el tiempo necesario para que los frutos cumplan su ciclo completo en el árbol, favoreciendo un mejor sabor en virtud de una mayor presencia de azúcares.

En caso de interrumpirse el ciclo completo para acabar de realizarse en cámaras frigoríficas, el uso del ozono también es idóneo para regular su maduración en función de las distintas necesidades. Mediante el control del etileno conseguimos retrasarla un largo plazo de tiempo, dependiendo del tipo de fruta.

Ahorro en abonos y pesticidas

Un menor uso de abonos y de pesticidas es mucho más cómodo y, qué duda cabe, supone economizar de forma importante.

Conseguir una fruta de mayor calidad utilizando el ozono también significa ahorrar dinero y esfuerzo.

Ahorrar y también ganar más, ya que las frutas cultivadas sin pesticidas pueden venderse a precios más altos. Sobre todo, si se inscribe dentro de una agricultura ecológica.

A su vez, puesto que contamos con un ecosistema benéfico, tendremos menos problemas, ya que éste sabrá autorregularse. De nuevo, ahorramos tiempo y dinero sumando ventajas.

Los generadores de ozono representan una pequeña inversión que se amortiza a un corto o medio plazo. La industria del ozono realiza diseños bajo demanda o proporcionar equipos estándar para unos u otros usos.

Los equipos nos van a ofrecer un uso multifuncional o diseñarse para responder a necesidades específicas, en función de los requerimientos de cada caso.

El resultado será un entorno con más capacidad de reacción ante posibles plagas de insectos, hongos, virus y bacterias. A consecuencia de ello, los árboles frutales lo tendrán todo a favor para proporcionar las mejores cosechas.

Sigue el siguiente enlace si quieres ver más soluciones de desinfección con ozono en la agricultura.

También te puede interesar leer alguno de los siguientes artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *