El problema de las plagas de hormigas

El problema de las plagas de hormigas. Las hormigas de jardín, la especie más común, no es portadora de ninguna enfermedad, pero podrían resultar peligrosas por haber conseguido alimento en algún lugar que sí estuviera contaminado.

Problemas con plagas de hormigas

Hay miles de especies diferentes de hormigas, y cada una de ellas provoca problemas distintos en función de sus características. Como hemos dicho, las hormigas negras de jardín son las más habituales, junto con las hormigas faraón y las hormigas rojas.

Las hormigas de jardín suelen comer alimentos dulces y pueden aparecer en la tierra, bajo la corteza de un árbol y también en las paredes de ladrillo. Por su parte, las de tipo faraón son originarias de los trópicos buscan el calor artificial, siendo comunes en interiores como hoteles, inmuebles, restaurantes, hospitales u hoteles. Su alimentación a base de comida descompuesta las hace posibles portadoras de microorganismos dañinos. Y, por último, las hormigas rojas suelen habitar en zonas exteriores soleadas, y su picotazo es muy doloroso.

El control de las plaga de hormigas por no profesionales va desde los remedios caseros (echarles agua hirviendo) hasta la aplicación de insecticidas de venta libre o la toma de simples y a veces muy eficaces medidas preventivas, como alejar de ellas las fuentes de comida. Sin embargo, a menudo el problema excede la capacidad del particular y se hace necesario recurrir a una empresa experta.

La eliminación de hormigas de forma eficaz de la mano de profesionales en la materia ha de contar con el conocimiento biológico de las especies que constituyen la plaga concreta para el logro de resultados satisfactorios y durables. Además, el buen hacer de las empresas solventes establecerá un protocolo de actuación que determine los pasos a seguir a lo largo del tiempo.

Este objetivo ha de lograrse con el uso de métodos lo más seguros e inofensivos posible para la salud de las personas y para el entorno. En este punto, la fumigación y el uso de biocidas se recomiendan sólo en casos extremos, aconsejándose las trampas biológicas (cebos de feromonas) para realizar una captura sin efectos secundarios. Igualmente, con posterioridad se efectuará un control continuo para una prevención, que también ha de llevarse a cabo de un modo seguro.

Haz clic en el siguiente link para ver la solución para eliminar plagas de hormigas y en este otro si tienes problemas con alguna plaga y quieres que te lo solucionemos.

También te puede interesar leer alguno de los siguientes artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *