Conservación de productos cárnicos con ozono

Conservación de productos cárnicos con ozono. Las carnes son alimentos de corta duración, por lo que la conservación de productos cárnicos, así como transportarlos y almacenarlos a nivel industrial es una cuestión que hay que resolver de un modo eficaz y seguro en el aspecto higiénico-sanitario.

¿Pero, cómo hacerlo de la mejor manera? Tanto en casa como en los circuitos comerciales, se emplean las bajas temperaturas, ya sea congelando o refrigerando la carne, en cuyo caso el uso del ozono nos permite prolongar su frescura de forma inocua.

La inyección de ozono en la atmósfera de la refrigeración nos permite una mejor y más duradera conservación de toda clase de carne (cerdo, ternera, ovejas, buey y la carne de pollos.) si bien también se puede aplicar en atmósferas de temperatura y humedad controladas, como las utilizadas para curar jamones u otros embutidos.

Su uso es eficaz en secaderos naturales y artificiales, indistintamente. Pero la aplicación del ozono también puede y debe aplicarse en el mismo matadero, ya que la carne de un animal sano también puede contaminarse con la manipulación.

A concentraciones adecuadas en el aire, de entre 0,02 y 0,03 mg/m3, el ozono consigue disminuir el 93 por ciento de los microorganismos presentes en el ambiente, según estudios realizados en mataderos de Alemania. Una vez troceada la carne, el ozono disuelto en el aire es de gran ayuda en el mismo interior de la nevera o en almacenes en los que se conservan distintos tipos de carnes curadas.

Con ozono en las salas de despiece no sólo lograremos retrasar su vida útil, sino que además perderá menos agua y no desprenderá olores de ningún tipo, previniendo y retrasando también la aparición de mohos.

En los hogares y en los restaurantes o bares, la conservación de la carne puede mejorarse mediante el uso de agua ozonizada a la hora de lavarla y con ozonizadores de nevera para conservarla fresca durante más tiempo y retrasar su descomposición lo máximo posible. También evitaremos contaminaciones cruzadas con otros alimentos, así como las mezclas de olores.

La elección de uno u otro dispositivo dependerá de las necesidades concretas del usuario, pero todos los ozonizadores son igualmente válidos si la elección es la adecuada. Los fabricantes y distribuidores de equipos de ozono le asesorarán encantados al respecto sin ningún tipo de compromiso por su parte.

Sigue el siguiente enlace si quieres ver soluciones de desinfección con ozono.

También te puede interesar leer alguno de los siguientes artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *